Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont quiere defender en el Senado el referéndum catalán

El president envía una carta a García-Escudero comunicándole su deseo de pronunciar una charla el 24 de abril

Carles Puigdemont.
Carles Puigdemont.

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, ha remitido una carta al presidente del Senado, Pío García-Escudero, en el que le expone su deseo de pronunciar una conferencia titulada El referéndum catalán en el Antiguo Salón de Sesiones de la institución. El president sostiene en la carta, fechada el 9 de marzo, que no se le ocurre un escenario mejor que el de la Cámara Alta de acuerdo con su función de "cámara territorial" y el necesario diálogo que debe presidir la acción política.

En la misiva, avanzada por TV3, Puigdemont plantea poder pronunciar la conferencia el 24 de abril, justo un día después de Sant Jordi, aunque se ofrece a adaptarse a cualquier otra fecha si el Salón Antiguo no estuviera disponible. El Gobierno catalán está realizando una serie de medidas en favor del referéndum pactado que ha rechazado de forma categórica el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Puigdemont y el vicepresidente Oriol Junqueras han publicado este lunes un artículo en este diario, titulado "Que gane el diálogo, que las urnas decidan", en defensa del referéndum pactado.

El Gobierno catalán quiere apurar al máximo las posibilidades de desencallar el proceso soberanista mientras, de forma paralela, la coordinadora del Pacto nacional por el Referéndum recoge firmas en favor de la consulta pactada. La CUP, socia de Junts pel Sí, considera inútil explorar esa vía de negociación al entender que La Moncloa ha reiterado de forma meridiana que nunca accederá a que se celebre una consulta de autodeterminación.

Pese a la oposición frontal del Gobierno de Mariano Rajoy de ceder a la reivindicación del referéndum, la Generalitat quiere utilizar todos los foros posibles para dar a conocer sus planes. Lo hizo con un acto en una sala del Parlamento Europeo, en Bruselas, y ahora trata de hacer lo propio en las Cortes Generales. El intento de convencer a las instituciones españolas y europeas es una de las condiciones que ha puesto sobre la mesa el grupo parlamentario de Catalunya Sí que Es Pot para apoyar la convocatoria de un referéndum. Fue con esas condiciones que propuso en el Debate de Política General una resolución, aprobada con el apoyo de Junts pel Sí, en la que se avenía a convocar el referéndum si se buscaban apoyos fuera de Cataluña.

La conferencia de Puigdemont en el Senado llega después de que el Partit Demòcrata Europeu Català (PDeCAT) haya fracasado en el intento de que el Congreso creara una comisión o una subcomisión parlamentaria en la que tratar la situación política catalana. Su propuesta, planteada con la voluntad de abrir un debate y conocer las posiciones del resto de formaciones políticas, no prosperó por la negativa del Partido Popular, del PSOE y de Ciudadanos. En Comú Podem, liderado por Xavier Domènech, anunció en enero la creación de un grupo de trabajo sobre el referéndum, y señaló que los socialistas estaban dispuestos a apoyarla.