Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CLÁSICA

La gran noche de Aranjuez

Con motivo del Día Europeo de la Música Antigua, la capilla del Palacio de Aranjuez acoge un concierto muy especial y con acento español.

El intérprete Daniel Zapico con su tiorba italiana.

Pocos espacios hay en la Comunidad de Madrid con tanta magia como el Palacio Real de Aranjuez. Su capilla es casi un dulce dentro del propio palacio, en el que, año tras año, vemos desfilar a los instrumentistas de la música antigua dentro del festival que celebra la localidad en primavera. Este año, como aperitivo y con motivo del Día Europeo de la Música Antigua (que se celebra anualmente el 21 de marzo) la capilla acogerá esta noche un concierto (entrada: 20 euros) muy especial y con acento español.

El concierto de la noche de este lunes se centra en un abanico de grandes intérpretes españoles que interpretarán la rica música española que compusieron creadores patrios y también los maestros italianos que trabajaron en la corte madrileña. La cita será a las siete de la tarde. 

En Aranjuez se podrá disfrutar una velada de talento. Estarán presentes la violinista Lina Tur Bonet y sopranos como Mariví Blasco, Marta Almajano o Eugenia Boix. También el violonchelo de Josetxu Obregón y la tiorba de Daniel Zapico, el guitarrista Javier Somoza y el clavecinista Dani Espasa. Y además, ocupará buena parte del concierto el grupo de música antigua La Tempestad, dirigido por la clavecinista Silvia Márquez.

En cuanto al repertorio, escucharemos la maestría de Monteverdi y de Corelli, pero también de españoles notables como Juan Hidalgo, Fernando Sor o Sebastián Durón. Las obras son un ejemplo claro de la música que, en aquella época, se repartía entre la popularidad de las calles y el recinto sacro de las iglesias y monasterios. Un binomio que representa muy bien el espacio elegido, sacro y profano, del Palacio Real de Aranjuez. En este concierto podremos escuchar arias de ópera, cantatas de cámara y unas interesantes 'Seguidillas boleras' compuestas por Fernando Sor o la ligereza de las canciones italianas de Vicente Martín y Soler. Una velada para disfrutar de la música antigua en un concierto único.