Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así son los recados del siglo XXI

La aplicación Glovo recoge y entrega todo tipo de productos a domicilio

La aplicación para hacer recados Glovo.

Domingo, comida familiar. De repente recuerdas el motivo de la celebración. Hoy es el Día del Padre. Lo habías olvidado, como también habías pasado por alto un pequeño detalle: comprarle algo a tu querido progenitor. La teletransportación, lamentablemente, no se ha inventado todavía, pero sí Glovo. No está todo perdido.

Disponible para web y móvil, esta aplicación permite pedir cualquier cosa y recibirla donde tú quieras en pocos minutos. Desde comida de restaurantes y cafeterías a productos de supermercado, pasando por artículos de regalo, farmacia o incluso tabaco. También ofrece servicios de mensajería: “Se puede pedir y enviar lo que sea, siempre que sea legal y quepa en nuestro baúl”, aclara Marc Pelejà, responsable de marketing de la aplicación.

Para el pago —que solo puede hacerse con tarjeta—, Glovo adelanta el importe del pedido (bien sea un libro, condones o un ramo de flores). Luego las tarifas de envío oscilan entre los 1,90 y los 8 euros, en función del kilometraje y de si existe acuerdo o no con el proveedor. Una vez recibido el producto, se carga el coste en la cuenta del cliente. También hay un servicio de devoluciones.
Las entregas se hacen a través de mensajeros independientes o glovers. Es decir, personas (tu vecino, tu amigo o tú mismo) que hacen el recado. “Hemos querido conectar a gente que tienen tiempo y quieren hacer dinero y aquellos que necesitan algo pero no tienen tiempo para obtenerlo”, explica Pelejà. El dinero que los glovers ganan por cada entrega varía en función del tiempo y la distancia.

En Madrid funciona las 24 horas del día, los 365 días del año. Y el tiempo medio de entrega es de unos 36 minutos si no hay saturación —los pedidos se incrementan en fines de semana y los días de lluvia—. Glovo da servicio a la capital y a otras zonas de la Comunidad de Madrid como Móstoles y Alcorcón. A partir de este martes, lo empezará a hacer también en San Sebastián de los Reyes, Alcobendas, Vicálvaro y Vallecas.