Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

La piedra angular de una ciudad

La autora critica la gestión que Ahora Madrid ha heho de la cultura, que ha convertido el buque insgina de la capital en un "barco fantasma"

Como portavoz del Área de Cultura, Deportes y Turismo del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid, la cultura representa para mí el punto de fusión de todo programa político. Analicen qué ha hecho con la cultura un partido político en el poder y tendrán frente a ustedes lo que ese partido (conglomerado) político es en realidad, sin Photoshop ni maquillaje.

Ahora Madrid no tiene un programa de cultura definido para nuestra ciudad. Ni de lejos. Se mueve entre la iluminación y la improvisación. No ha sido capaz de demostrar capacidad de diálogo o aceptación de las críticas. Puño de hierro, mandíbula de cristal. Solo ha sabido generar fricciones y polémica.

El PSOE lo ha dejado patente en cada comisión y en cada pleno en los que hemos sido auténticos Cyranos de Bergerac o verdaderos críticos de todo lo que se ha venido haciendo (y deshaciendo) desde el área. Lo tenemos claro. La cultura representa la piedra angular de nuestro proyecto de ciudad. Hay que apostar por el acceso de los ciudadanos a la cultura. De todos, en igualdad de condiciones (propiciando esa igualdad). De ahí nuestro Bono Cultural, una auténtica prioridad que, desde el gobierno, deben comenzar a articular ya.

Apostar por la cultura es hacer caso a los profesionales del sector. El gobierno debe tender puentes y recorrerlos. Hablar menos y escuchar más. Un proyecto de ciudad cultural sin tener en cuenta al sector es un burdo fanzine. El sector cultural de Madrid no necesita correa, necesita un proyecto político de gestión. El PSOE lo tiene, el sector lo sabe.

Madrid Destino debe ser reiniciado. El buque insignia es un barco fantasma. Hay que saber programar bien, hay que lograr que sus trabajadores estén cómodos, hay que poner fin a la invisibilidad en la gestión y comenzar con la transparencia. Un Madrid Destino sin proyecto claro es una oportunidad de oro perdida. Y el oro cultural que se pierde lo pagan los ciudadanos.

¿Manuela Carmena ha lanzado un mensaje de cambio con el trasvase de concejalía de la señora Mayer? Espero que sí. Aguardamos ese cambio con entusiasmo. ¡El tiempo pasa y obras son amores y no buenas intenciones!

Dos premoniciones me atenazan: que Ganemos Madrid no permita un cambio de rumbo (absolutamente necesario), un cambio exigido por profesionales, oposición y sobre todo por los ciudadanos; y que el área de cultura acabe difuminada al no tener a una persona que se dedique en exclusiva a ella. La alcaldesa me parece una persona extraordinaria, siempre lo he dicho porque lo pienso de manera sincera. Pero Madrid es mucho Madrid para que alguien pueda ser alcaldesa y delegada de cultura al mismo tiempo. ¿No creen ustedes?

María del Mar Espinar Mesa-Móles es portavoz de Cultura del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid