Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC se divide entre los tres candidatos a liderar el PSOE

Pedro Sánchez y Susana Díaz acaparan el apoyo de la mayoría de los dirigentes

Núria Marín, Àngel Ros, Miquel Iceta y Núria Parlon

Miquel Iceta prometió que el PSC sería neutral ante el proceso de primarias del PSOE y nada hace pensar que incumplirá su palabra, aunque los dirigentes socialistas catalanes no permanecen impasibles, a título personal, en los prolegómenos de la batalla entre candidatos que se avecina. Tras la experiencia del congreso de Sevilla de 2012, en que los delegados del PSC se volcaron con Carme Chacón que perdió por un puñado de votos contra Alfredo Pérez Rubalcaba, el socialismo catalán parece haber repartido los huevos en las cestas de Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López, por este orden.

Hasta ahora han sido muy pocos los dirigentes territoriales y cargos públicos que se han situado públicamente a favor de uno u otro candidato, pero sí que empieza a divulgarse el posicionamiento que tendrán muchos de ellos en las primarias de mayo.

El exsecretario general del PSOE no ganó en Cataluña en las primarias de 2014, sino que se impuso Eduardo Madina por 300 votos. Sin embargo, la fidelidad que le mostró el PSC desde que fue nombrado hasta que dimitió, tras el comité federal del 1 de octubre y el voto en contra de la investidura de Mariano Rajoy de los siete diputados que abrió una crisis sin precedentes con el PSOE, han dejado un enorme poso de simpatía hacia Sánchez entre una parte de los cuadros dirigentes y la militancia.

Sánchez goza del apoyo mayoritario de la federación del PSC de la ciudad de Barcelona que, con 2.500 militantes, es la segunda más importante de Cataluña después de la del Baix Llobregat, cuyos dirigentes están con la presidenta andaluza. El abanderado de este apoyo es el primer secretario de esa federación y alcalde de Sant Joan Despí, Antonio Poveda, que en las recientes primarias del PSC apoyó a Núria Parlon, alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet y secretaria de Política Municipal del partido, que fue derrotada por Iceta.

Mitin el 22 de abril en Barcelona

El exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez protagonizará un acto multitudinario en Barcelona el 22 de abril, coincidiendo con la víspera de la Diada de Sant Jordi, que se celebra el 23 y que inunda las calles de Cataluña de rosas y libros. Se calcula que unas 1.500 personas asistirán al mitin.

Sánchez estará acompañado de la alcaldesa de Santa Coloma y dirigente del PSC, Núria Parlon, y del exalcalde de Barcelona Jordi Hereu. El exlíder socialista hará varios con la militancia del PSC antes de las primarias.

Parlon, sin embargo, es ahora uno de los principales apoyos de Sánchez en Cataluña, junto al exsenador Carles Martí y el alcalde de Viladecans (Baix Llobregat), Carles Ruiz, además de varios diputados del Parlament.

Susana Díaz cuenta con el apoyo más o menos activo desde hace semanas de José Zaragoza, diputado en el Congreso y conocedor como pocos de las entrañas del PSC y del PSOE. No en vano fue el secretario de Organización que gobernó con mano de hierro el partido en su época dorada en la que conquistó las máximas cuotas de poder en casi todas las instituciones catalanas, y el que lo llevó también hasta uno de sus peores resultados.

La presidenta andaluza también tiene el respaldo del exministro de Trabajo e Inmigración Celestino Corbacho, exalcalde de L’Hospitalet y enfrentado con su sucesora en el cargo, Núria Marín, adjunta a la primera secretaría del PSC. Marín, que fue una de las tres integrantes de la mesa del comité federal del PSOE del pasado 1 de octubre, apoya a Patxi López, del que es amiga personal desde hace años. Corbacho, en una reciente entrevista, calificó a Sánchez de “perdedor” y de López dijo que era un buen candidato “para tomarse un café”. También apoya a Díaz la exdiputada del PSC por Barcelona Isabel López Chamosa.

La cabeza de lista del PSC por Barcelona en las últimas generales, Meritxell Batet, tampoco se ha posicionado en el proceso de primarias, pero se la considera próxima a Patxi López, pese a haber formado parte del equipo negociador de Sánchez en las frustradas conversaciones para formar Gobierno. Y Miquel Iceta sigue manteniendo su neutralidad, aunque en una frase que dijo hace unos días se puede leer entre líneas: “Susana es avasalladora, Pedro es un seductor, Patxi es una persona muy sólida”.