Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas llama a “aguantar el pulso” al Estado ante el referéndum

El presidente Carles Puigdemont reivindica la "vía catalana" frente al terrorismo de ETA

El expresidente Artur Mas, este sábado en el Consell Nacional del PDeCAT.
El expresidente Artur Mas, este sábado en el Consell Nacional del PDeCAT. EFE

El expresidente de la Generalitat y presidente del PDeCAT, Artur Mas,ha llamado a "aguantar el duro pulso que viene" ante lo que ha definido como la fase decisiva del proceso independentista en la que, según él,la balanza se inclinará del lado de los independentistas o del lado el Estado. Así lo ha afirmado en su intervención en el Consell Nacional del partido, en el que ha coincidido con el presidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, a reivindicar "la vía catalana" frente a otras "fracadas", en referencia al terrorismo de ETA, que ha anunciado la entrega de las armas.

"Tenemos que reivindicar con orgullo la vía catalana, que es la correcta para llegar a la independencia", ha subrayado Puigdemont durante su intervención al cierre del Consell Nacional del PDeCAt, que se ha celebrado este sábado en Barcelona. Mas ha reivindicado el carácter "democrático y pacífico, que no claudicante" del proceso independentista, que está inspirado, según él, en el diálogo y la negociación, mientras que ha definido a ETA como una organización terrorista que ha matado y que ha hecho mucho daño en Catalunya.

Sin embargo, Mas se ha mostrado dispuesto a seguir adelante con el referéndum independentista. "Si no luchas, ya has perdido; es el momento de la lucha final", ha manifestado Mas, quien ha añadido que el independentismo está cerca de conseguir su objetivo, final, según él, que es conseguir que Cataluña sea libre y hacer del nuevo país uno de los mejores del mundo, en su opinión. El expresidente ha considerado que, después de cinco años de proceso independentista, Cataluña se ha situado ante el mundo "como sujeto político, como nación", a pesar de lo que ha definido de acciones sucias y zafias por parte del Estado español.

Mas ha tachado de "intolerante, poco democrático y hostil" al Estado, al que se ha referido como el adversario, y ha reiterado que el proceso independentista está entrando en la fase definitiva y que la gente debe estar a la altura de las exigencias.