Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau asegura que en el nuevo partido “no sobra nadie”

La alcaldesa pide "dejarse de mirar el ombligo" y apostar por una confluencia "con mirada larga"

Ada Colau durante su discurso, este sábado.
Ada Colau durante su discurso, este sábado.

A tres semanas del congreso fundacional de los comunes, Ada Colau ha realizado este sábado un alegato sobre lo que debe ser la nueva formación y ha hecho un llamamiento a "dejarse de mirar el ombligo", en lo que ha sonado como un mensaje a Podem para sumarse a la nueva formación. "Tenemos que tener una mirada larga, valiente, convivir con nuestras diferencias", ha dicho Colau, que ha insistido en que en el nuevo partido "no sobra nadie, porque todos tienen que aportar". 

La alcaldesa de Barcelona ha desgranado el modelo organizativo que le gustaría. "No queremos que sea más de lo mismo", ha dicho, y ha resaltado que la nueva formación será "una confluencia, no una coalición". La primera fórmula, "se hace entre las personas, no entre los partidos y apuesta por un proyecto ambicioso y de futuro". La coalición, que es lo que fue En Comú Podem, se trata según ella de una apuesta a corto plazo. 

Colau ha resaltado que el objetivo que se persigue es lograr un proyecto político para las próximas décadas y ha insistido en que no se trata de "juntarse tácticamente con una mirada corta". En su opinión, el nuevo partido tiene que ser "más que una candidatura electoral".

Colau ha realizado estas reflexiones durante un acto en las Cotxeres de Sants que ha reunido a unas 400 personas bajo el lema "Un paso adelante por un proyecto en común", en el que además han intervenido también las diputadas en el Congreso de En Comú Podem Mar García y Lucía Marín, la senadora Maria Freixanet y la concejal de Barcelona Laura Pérez. 

La alcaldesa ha insistido en que la fórmula de la candidatura electoral "no nos interesa, eso ya lo ha hecho otra gente". En su opinión, eso opción forma parte de la estrategia de los "políticos profesionales" y lo que se pretende con el nuevo partido de los comunes "es otra cosa" que pretender forjar "un proyecto mayoritario, transversal y ganador". 

La alcaldesa ha resaltado que Barcelona En Comú ganó las elecciones hace dos años "contra pronóstico" y que sigue vigente aquella experiencia política que despertó un interés en Europa y en otros países del mundo. "Mucha gente nos está mirando, porque están pasando cosas que pensamos que no volverían a pasar, como la amenaza del fascismo que vive Europa". 

"No fue fácil, pero en Barcelona nos lo creímos, renunciamos a muchas cosas, no tuvimos miedo y fue una confluencia real, construida día a día", ha insistido Colau, antes de recordar que "nadie ha renunciado a su trayectoria, ni a su identidad múltiple". En ningún momento ha citado ningunas siglas que no fueran las suyas, pero las palabras de Colau eran una advertencia a disipar los temores de las fuerzas políticas que han de integrarse en el nuevo sujeto político (Iniciativa per Catalunya, Esquerra Unida, Podem) a quedar diluidas. 

El acto ha acabado con una nueva intervención de la alcaldesa en la que ha vuelto a remachar su mensaje ante el congreso fundacional. "Esta va mucho más allá que una cita electoral y los procesos no son sencillos y hay que buscar fórmulas para que todo el mundo se siente reconocido, pero lo que nunca podemos hacer es olvidar quiénes somos y para qué estamos aquí". 

Colau ha finalizado con un claro alegato feminista: "Somos muchas las que no permitiremos que una cosa tan importante como un proyecto ilusionador, ganador para Cataluña lo dejaremos en una negociación por arriba hecha por hombres. No permitiremos que las mujeres estemos por abajo y no lo permitiremos por el bien de todos"

La alcaldesa ha admitido que "nadie está libre de personalismos ni de luchas de poder, pero no queremos que estas inercias sean las protagonistas del nuevo espacio político, queremos hacer las cosas diferentes".