Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Clínica Universidad de Navarra inaugurará hospital y campus en Madrid

El nuevo hospital se inaugurará en otoño y estará ubicado dentro del futuro campus universitario de la capital

Fachada de la futura Clínica Universidad de Navarra en Madrid.

Un hospital, dos sedes. Así entiende la Clínica Universidad de Navarra la apertura del hospital en Madrid, prevista para finales de otoño de este año. El comité de dirección y las juntas directivas de los departamentos serán los mismos en Pamplona que en la capital. Los médicos también se dedicarán a investigar, dar clases y a la asistencia médica. La nueva sede pretende conseguir hasta 70 mil consultas el primer año y pondrá un interés particular en el desarrollo de cinco de sus 46 especialidades médicas: Salud de la Mujer, Chequeos, Pediatría, Traumatología y Oncología.

El doctor Jesús San Miguel, director médico de la Clínica Universidad de Navarra, estará encargado de ayudar a los médicos a que diseñen su carrera profesional, “que su carrera sea su proyecto de vida”. “Mi obsesión es que en la medicina no podemos solo vivir de consumir el conocimiento que otros generan sino también generar conocimiento”, señala San Miguel y agrega: “Nunca he visto a Vicente del Bosque meter un gol en la final del mundial, cuando eso ocurre es por un trabajo en equipo. Un médico sin otro médico no puede hacer nada”.

El nuevo hospital estará ubicado en el este de Madrid, entre la Avenida América-A2, el Puente Felipe Juvara y la calle de Marquesado de Santa Marta. Tendrá una superficie total aproximada de 46.000m2, 35.000 de los cuales son de uso hospitalario. El de Pamplona tiene cerca de 80.000 metros cuadrados. Inicialmente, estará dotado de siete quirófanos para cirugía mayor, 60 camas para ingreso hospitalario, siete camas de UCI y otras siete para neonatos. La Clínica Universidad de Navarra es una institución sin ánimo de lucro, donde todos los excedentes deben reinvertirlos en docencia, investigación y asistencia médica. Fuera de Estados Unidos, es el segundo centro acreditado por la Joint Commission International (JCI) más antiguo de todo el mundo.

La empresa Inversiones Tirema pondrá el terreno y la construcción el edificio. La clínica devolverá la inversión a través del régimen de alquiler a largo plazo, cercano a los 20 años. La Clínica Universidad de Navarra invertirá aproximadamente 20 millones de euros en equipamiento que incluye un PET-TAC para diagnóstico por imagen propio de Medicina Nuclear y aceleradores para tratamientos oncológicos, entre otros equipamientos. El policlínico que tiene la universidad en Madrid dejará de existir y los 90 profesionales se trasladarán al nuevo hospital. A ellos se suman alrededor de 400 nuevos profesionales.

La elección de expandirse, se sostiene, según fuentes de la universidad, en la necesidad de ensanchar la base de pacientes. “Somos un hospital universitario, si quieres que los médicos den clases necesitas que ejerzan la docencia con un volumen importante de pacientes. Eso en Pamplona se daba pero necesitaba ensancharse”, afirman. Con el policlínico hace 10 años en la capital ya habían generado un número de pacientes importante que “pedía” otra sede más grande. De hecho, muchos madrileños viajan a Pamplona para operarse en la Clínica Universidad de Navarra. Solo el 35% de los pacientes que atienden en la ciudad norteña son navarros.

El nuevo hospital forma parte de un proyecto mayor que es el futuro campus de la Universidad de Navarra en Madrid. Tendrá dos sedes: el hospital y frente a él un edificio de posgrado y másteres. Está previsto que el campus esté listo en torno a mayo de 2018, con la idea de que comiencen las clases en septiembre de ese año.

Más información