Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau concentrará en una semana de 2018 todas las consultas del mandato

Podrán participar, ya sea de forma electrónica o presencial, los mayores de 16 años empadronados en la ciudad

Punto de votación para el referéndum de la Avenida de la Diagonal
Punto de votación para el referéndum de la Avenida de la Diagonal

Barcelona quiere celebrar todos los meses de mayo, a partir de 2018, una multiconsulta ciudadana donde se votarán propuestas realizadas por el ejecutivo municipal, los grupos o los ciudadanos que reúnan un número de firmas que variará según el alcance de cada votación. El teniente de alcalde Jaume Asens y la concejal de Participación, Gala Pin, explicaron ayer que se está tramitando el reglamento que regulará estas consultas, “al estilo de las que se hacen en Suiza”. Sin embargo el calendario electoral se impone —hay elecciones en mayo de 2019— y solo permitirá celebrar una tanda de consultas este mandato.

Colau llegó al poder criticando al exalcalde Xavier Trias por no haber impulsado ningún tipo de consulta ciudadana y se comprometió a revertir la situación. La oposición la acusa de que no lo ha hecho en la primera mitad del mandato. Y con el anuncio de ayer estas consultas no llegarán antes de un año, concentradas en una semana, y no se podrá hacer más de una tanda en este mandato.

El reglamento de participación ciudadana pretende regular los canales de relación entre la ciudadanía y el Ayuntamiento. El actual gobierno municipal creó, hace un año y medio, una comisión integrada por diferentes fuerzas políticas y entidades que ha diseñado el reglamento.
Con la nueva normativa, los ciudadanos necesitarán 15.000 firmas validadas para presentar propuestas que afecten a toda la ciudad. Hasta ahora, para que una iniciativa ciudadana fuera aceptada por el Ayuntamiento de Barcelona debía contar con el apoyo de un 1% de empadronados en la ciudad con una edad superior a los 16 años o que representaran el 3% de esta población en, como mínimo, tres distritos de la ciudad. Si las iniciativas hacen referencia a un distrito concreto, el número de firmas necesaris variará según la población de cada uno de ellos. De esta manera, para realizar una consulta ciudadana el distrito que más apoyos necesitará es el Eixample (8.000) mientras que el que menos es Les Corts (2.400).

Hasta ahora los resultados de las consultas se tomaban en consideración siempre que la participación alcanzara un mínimo del 50% del padrón de las personas mayores de 16 años del territorio objeto de consulta. Con el nuevo reglamento, señaló Pin, no se exige un mínimo de participación.

Las preguntas de la multiconsulta deberán ser de competencia municipal y se abrirá un debate 30 días antes de la votación. La consulta se podrá hacer durante toda una semana, principalmente de forma electrónica, aunque también presencial. Pin se escudó en que la legislación no permite que este tipo de consultas sean vinculantes. Aún así, la concejal de participación pretende que los grupos políticos se posicionen sobre si aceptarán el resultado en cada una de las votaciones.

En Barcelona sólo se ha celebrado una consulta hasta el momento. Fue, en 2010, impulsada por el exalcade Jordi Hereu sobre la reforma de la avenida Diagonal. Esta se convirtió en un varapalo para el alcalde, ya que su posicionamiento favorable a la reforma de la avenida y al tranvía quedó derrotado.