Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Billetes con el ADN de su dueño

Los Mossos y la Policía Nacional detiene a siete personas acusadas de cambiar dinero tintado procedente de atracos en Francia

Billetes manchados procedente de atracos.
Billetes manchados procedente de atracos.

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional han detenido a siete personas por intentar cambiar billetes buenos, pero manchados, por otros limpios y lustrosos. El origen de ese dinero, según la policía, es una docena de atracos en el sud Francia, perpetrados a finales de 2013, con pistolas, granadas de mano, alunizajes, ya sea a bancos, cajeros o empresas de seguridad. La tinta que impregnaba los billetes procede del sistema de seguridad de esos bancos, que consiste en manchar la moneda con un líquido que indica el ADN de su legítimo dueño, en palabras del inspector de los Mossos Antoni Mariscal.

La policía detectó hace cerca de cuatro años que varias personas habían acudido a siete bancos españoles para solicitar que les cambiasen los billetes manchados y en mal estado por otros limpios. Se trata de una práctica legal, pero que si se hace en grandes cantidades despierta las sospechas del Banco de España. Los acusados llegaron a cambiar 120.000 euros en diferentes tandas.

Después de que la Policía Nacional hiciese un análisis en sus laboratorios para saber de donde podía provenir la tinta, se avisó a las autoridades francesas, que han tardado cuatro años en responder, reconociendo ese dinero como propio. "Los atracos causaron mucha alarma en su momento", ha contado Mariscal en rueda de prensa.

Debido al retraso, las autoridades españolas no permitieron a los investigadores registrar las viviendas de los siete detenidos (dos en La Jonquera (Girona), dos en Madrid y tres en Ceuta). Se entendió que como hacía tiempo que sabían que el Banco de España sospechaba de sus operaciones, ya habían podido destruir cualquier prueba en su contra. Ya entonces los acusados aseguraron que los billetes se habían manchado con líquido refrigerante de coche, entre otras excusas. Los siete detenidos pasaron a disposición el 10 de marzo, y han quedado en libertad con cargos. Ninguno de ellos tiene antecedentes por robos. 

"No tenemos ningún elemento que nos indique fueron los autores de los atracos", ha insistido el inspector de la policía catalana. La principal sospecha es que los arrestados se dedicaron únicamente a colocar ese dinero robado, y manchado, para terceros. Es la primera vez que se hace una operación de este tipo, en la que este sistema de seguridad permite determinar de dónde venía el dinero robado. Ahora deberá ser el juzgado francés quien siga adelante con la investigación.

En España, algunos bancos como el Sabadell trabajan también con la técnica de los billetes tintados. Es un sistema que ofrecen algunas empresas privadas. Se coloca en las cajas donde va el dinero y cuando estas se abren sin llave o sin los permisos adecuados, el bote de tinta revienta y mancha los billetes de tal forma que no se puede limpiar. Cada banco los tinta con su propio ADN.

También hicieron algunas pruebas supermercados españoles para incorporarlo en sus cajas. Pero el sistema requiere que todo el mundo implicado en la gestión del dinero esté muy concienciado y tenga presente que existe el sistema. Si no, puede pasar que se active con cualquier manipulación.