Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gretel contemporánea

La representación infantil Gretel et Hansel pone el acento en la hermana mayor

Un momento de Moby Dick, de la compañía Teatro Gorakada.

La autora canadiense Suzanne Lebeau y su compañía de teatro Le Carrousel visita estos días Madrid. La obra Gretel et Hansel, versión personalísima del cuento clásico podrá verse en Teatros del Canal (de jueves a sábado) y en el Teatro del Bosque, en Móstoles (domingo).

Al igual que los llamados cuentos de hadas o cuentos maravillosos, Suzanne Lebeau es hoy un referente universal; en su caso, referente del teatro contemporáneo para niños y jóvenes. Su obra ha sido traducida a más de 23 idiomas y algunas de sus piezas, como El Ogrito ha sido llevada a escena por compañías de diversos países.

Gretel et Hansel, recomendada para espectadores de a partir de 6 años, pone el acento en la hermana mayor, Gretel. Cambiar el orden de los nombres en el título de la obra no es una cuestión menor; tiene que ver con que Lebeau introduce un elemento novedoso en el conflicto, la tensión entre los hermanos también presente cuando son abandonados en el bosque. La obra se representa en español.

Dramaturgia pero sin palabras sostiene la obra Rudo, de la Compañía Manolo Alcántara (Círculo de Bellas Artes, domingo y lunes); un espectáculo que mezcla acrobacia y música, para hablar del riesgo. El protagonista, de aspecto rudo y huraño, levanta torres de cajas de madera sobre las que realiza equilibrios imposibles. Como contrapunto, violín y cello interpretados en directo, ayudan a construir una atmósfera poética.

Cinco actores y unos pocos elementos de atrezo, que se transforman continuamente, componen la atmósfera de Moby Dick, de Teatro Gorakada (Centro Cultural Pilar Miró, día 20, 18:00). La obsesión del capitán Akab por la ballena blanca preside la obra recomendada para espectadores de a partir de 6 años. Una obra que recibió varios premios la temporada pasada, por la eficacia con que la compleja novela de Melville se ha llevado a escena, también con música en vivo.

Sobre el cuento La princesa del guisante, la compañía eslovena Ljubljana Puppet Theatre ha realizado la obra Lamparita, Guisante y Pluma, recomendada para público desde un año que se exhibe en la sala Cuarta Pared (domingo y lunes). De 35 minutos de duración, la obra no tiene palabras e incluye efectos sonoros y musicales llamativos para los más pequeños.

Más información