Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El enfrentamiento entre dos familias del PP deja al alcalde de Parla fuera del congreso regional

Una facción del partido la lidera el alcalde y la otra la capitanean grandes propietarios del pueblo

El alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás (PP) ha expulsado a dos de sus concejales, Elena Taboada Maroto y a Juan Marcos Manrique, de la Junta de Gobierno municipal y les ha retirado las competencias que tenían delegadas. La purga ha afectado también a dos cargos de confianza que trabajaban con los dos ediles. Las destituciones son la reacción al enfrentamiento que existe entre dos facciones del PP en el municipio –una liderada por el alcalde y otra capitaneada por familias de grandes propietarios del pueblo- y que ha dejado al regidor fuera de la lista de compromisarios que asistirán al congreso regional del partido del próximo fin de semana.

El enfrentamiento, en cultivo desde que Martínez obtuvo la alcaldía tras las últimas elecciones, explotó el pasado domingo en las votaciones para elegir al candidato a la presidencia del partido en Madrid. En la misma sesión, los militantes, además de optar por Cristina Cifuentes o Luis Asúa, escogían a los representantes que acudirán al cónclave popular.

En principio se intentó consensuar una lista, pero las “familias de toda la vida del municipio” impusieron un registro con 42 personas, de las que los afiliados debían escoger a 25. En Parla solo participaron en los sufragios 126 personas, de los más de 1.000 militantes con los que, se supone, cuenta el PP allí.

Fuentes cercanas a la ejecutiva del partido en Parla sostienen que ese antiguo PP puso en marcha un “complot para conseguir expulsar de la lista al alcalde" y a sus ediles más cercanos, dirigiendo a las personas hacia los nombres que a ellos les interesaba que salieran elegidos. De esta forma, y ante la sorpresa del alcalde que no se esperaba semejante maniobra, los seleccionados fueron miembros de esas familias, sus amigos, y los concejales y cargos de confianza que el alcalde ha destituido. Tanto es así, que de los 17 expulsados de la lista definitiva, 12 son miembros del equipo de Gobierno y cercanos al alcalde, puntualiza el mismo portavoz municipal

Detrás se perfila una rivalidad que va más allá de rencillas personales y que se adentra en cuestiones urbanísticas, con el PAU-5, el mayor polígono industrial de Parla de más de cuatro millones de metros cuadrados, en el centro de la polémica. El Ayuntamiento posee aproximadamente un millón de metros cuadrados y el resto pertenece a propietarios privados. Entre estos últimos se encuentran miembros de esas “familias de toda la vida” y afiliados del PP, que se niegan a vender el suelo a precios razonables, explican las mismas fuentes. El alcalde, por su parte, opina que la única manera de reactivar la economía en el pueblo es poniendo en marcha ese polígono. Parla encabeza la lista de los municipios españoles de más de 100.000 habitantes con mayor deuda per cápita, cada vecino debe 3.069 euros, según datos del Ministerio de Hacienda.

“Hay multinacionales interesadas, pero no a cualquier precio”, explican desde el Ayuntamiento. Durante los dos años de mandato transcurridos, Martínez ha intentado convencerles, pero no ha sido posible y la distancia entre ambas partes se ha ido agrandando, hasta alcanzar el punto actual que se asemeja a una ruptura total.