Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Archivada una de las causas contra el exalcalde de O Porriño tras tres años de pesquisas

El juzgado acuerda el sobreseimiento por falta de pruebas de la Operación Multiusos

Nelson Santos, en su toma de posesión como alcalde.
Nelson Santos, en su toma de posesión como alcalde.

El juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de O Porriño ha acordado este lunes el archivo de la causa penal que desde 2014 investigaba al entonces alcalde de este Ayuntamiento, el popular Nelson Santos, actual concejal en la oposición, por los presuntos delitos de prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y delitos sobre los derechos de los trabajadores.

El auto de sobreseimiento sobre la conocida como Operación Multiusos también se hace extensivo para otras seis personas que también estaban investigadas como supuestos colaboradores en la comisión de los delitos. Es el caso del entonces concejal de Empleo y actual presidente de la ejecutiva local del PP, Alejandro Lorenzo, el exprimer teniente de alcalde con el último Gobierno de Nelson Santos, José Manuel Jacobo, tres empresarios y un funcionario del INEM fallecido hace cuatro meses.

El fiscal hace varias semanas había solicitado el archivo de las diligencias alegando falta de pruebas para sostener la causa penal abierta en base a los presuntos delitos descritos en la denuncia que interpuso en 2013 la actual alcaldesa de O Porriño, la socialista Eva González, que entonces era portavoz de la oposición.

La investigación se centró en una supuesta trama en la que varias empresas devolvían favores al Ayuntamiento contratando a personal de confianza con la complicidad del funcionario del INEM imputado, y luego presentaban facturas por trabajos inexistentes o cobros indebidos a la Intervención Municipal, una mecánica que no se pudo acreditar, según sostiene el fiscal.

Tampoco el Ministerio Público ha podido probar que hubiese manipulación en el sistema de selección del personal ni tampoco enriquecimiento personal de los investigados en connivencia con los responsables de las empresas contratantes, Impi y Mecánicas Rocha.

La causa derivó en una pieza separada en la que el fiscal sí apreció la comisión de delitos en la adjudicación de decenas de contratos municipales irregulares por importe de 1,6 millones de euros. Por ello solicitó la apertura de juicio contra Nelson Santos y su exjefe de contratación de obras, José Manuel Jacobo, y les pide 10 años de inhabilitación que el ejercicio de cargo público. El exalcalde ha recurrido su acusación ante la Audiencia de Pontevedra que tendrá que ahora pronunciarse si se abre juicio oral a la vista de la instrucción sobre el caso.

El propio Nelson Santos ha declarado estar “razonablemente satisfecho” por el archivo de la causa y confía en que la Audiencia de Pontevedra le de la razón. “Con ello la justicia pondría fin a muchos años de insidias y mentiras, una operación política que tenía como objetivo quitarme de en medio por parte de todos aquellos que entonces eran mis adversarios y que no pudieron hacerlo por la vía pacífica de las urnas”, ha afirmado el ahora concejal del PP en la oposición.

Santos no ha descartado presentarse de nuevo como candidato en las próximas elecciones municipales en el caso de que prosperase su recurso contra el escrito de acusación del fiscal. “Pese a toda la persecución política y la injusticia que hemos sufrido, mi candidatura obtuvo la mayoría de los votos pero al final están gobernando los perdedores”, ha sentenciado el exalcalde.