Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de las guarderías públicas de Barcelona dependerá de la renta de las familias

La cuota mensual pasará de costar 290 euros para todo el mundo a un intervalo de entre 50 y 395 euros

Niños en una guardería municipal de Barcelona.

A partir del curso próximo las guarderías de Barcelona no tendrán un precio único, como hasta ahora, sino que la cuota mensual dependerá de la renta de cada familia. Así, el coste pasará de ser de 290 euros (la escolarización y la comida) para todo el mundo, a una horquilla de entre 50 euros (para las familias de cuatro miembros con ingresos menores a 16.700 euros) y 395 euros (las que tengan una renta superior a 75.000 euros). En medio, habrá diez precios en función de un escalado de ingresos.

El Ayuntamiento calcula, a partir de los datos de la renta de la ciudad, que el 62% de las familias pagarán menos; un 10% continuará pagando el mismo y un 27,5% pagará más. Pero es un cálculo global, no sobre los niños matriculados. En cualquier caso, los responsables de educación aseguran que no habrá sorpresas que lleven a tener que invertir más dinero público por caída de cuotas. Los números saldrán, insisten, sin tener que hacer aportaciones adicionales a los 62 millones que el presupuesto destina a las guarderías.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha defendido este lunes lo que entiende que es "un salto importante en la defensa de la equidad". "Las familias pagarán en función de la renta: nadie destinará más del 7,5% de sus ingresos a la escuela bressol", ha dicho. Ortiz ha señalado la importancia de la etapa escolar de 0 a 3 años porque "multiplica las posibilidades de éxito de los niños en el futuro" y ha criticado reiteradamente que la Generalitat haya dejado de aportar fondos a las guarderías municipales.

El comisionado de Educación, Miquel Àngel Essomba, ha puesto como ejemplo que con el sistema actual una familia de cuatro miembros pagaba igual si tenía una renta de 27.000 euros que si ingresaba más de 100.000. Con el nuevo sistema, pasará a pagar 190, cien euros menos. La nueva tarificación social mantendrá los descuentos para familias monoparentales, numerosas o con algún miembro con discapacitado. Y contempla ayudas para familias que no puedan pagar ni siquiera los 50 euros que la cuota más económica.