Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero valenciano de Educación, Vicent Marzà, respalda la huelga

Marzà: "Queremos que se derogue la ley y volver a tener los niveles máximos de innovación educativa"

Ampliar foto
Manifestación de estudiantes en Valencia.

El consejero de Educación, Vicent Marzà, ha expresado su apoyo a “las reivindicaciones de la comunidad educativa valenciana”. “Trabajamos desde las instituciones para derogar la Lomce (Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa), aumentar las plantillas docentes y potenciar la estabilidad”, ha indicado esta mañana en las Cortes Valencianas. Marzà ha agregado que la norma, que considera "retrógrada", ha supuesto un retroceso en la innovación educativa.  "Queremos que se derogue y volver a tener los niveles máximos de innovación educativa, como recogerá la Ley Educativa Valenciana", ha afirmado.

En la Comunidad Valenciana ha habido un 13% el seguimiento entre el profesorado de Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional y otras enseñanzas no universitarias de centros públicos y concertados, según la Generalitat. El Gobierno autonómico ha estimado en un 60% el seguimiento entre el alumnado.

La Consejería de Educación ha ofrecido juntos los datos de la pública y la concertada, que agrupa desde el cambio en el Gobierno de 2015 bajo el paraguas de centros sostenidos con fondos públicos. Sí ha desglosado el dato de seguimiento por parte del alumnado, que ha sido inferior en colegios (47%) que en los institutos (71%).

La jornada se ha completado en Valencia con manifestaciones por la mañana y por la tarde. En la primera ha habido un claro predominio de estudiantes de secundaria y universitarios, mientras que en la segunda han sido mayoritarios los docentes. A la marcha de la tarde se ha unido una numerosa columna de estibadores que, acompañados por sus familias, han clamado contra el decreto recientemente aprobado por el Gobierno que regula su actividad.

La Plataforma en Defensa de L'Ensenyament Públic —que reúne a sindicatos de enseñanza y de estudiantes, asociaciones de padres y otras entidades— ha mostrado satisfacción por el resultado de la jornada. "La conclusión es clara: el Gobierno estatal ha de derogar la Lomce y las leyes educativas neoliberalizadoras y de recortes educativos tal y como exige la comunidad educativa", ha señalado en un comunicado.

Huelga en la universidad

Los sindicatos han elevado al 40% el porcentaje de huelguistas en la enseñanza pública no universitaria y en cerca del 90% el de alumnado de secundaria. Ni la Generalitat ni las centrales han ofrecido datos de seguimiento en las universidades, por las dificultades, han dicho, para calcularlo.

Las facultades valencianas han parecido, sin embargo, las más afectadas por el paro y los sindicatos han afirmado que "no han funcionado". El aparcamiento de la Universitat de València en el campus de Tarongers, que concentra grandes facultades como Derecho y Economía y habitualmente está repleto, se hallaba por la mañana completamente vacío.

El seguimiento también resultaba patente en el campus de Blasco Ibáñez. Y casi total, por ejemplo, en la facultad de Filología de Valencia. "Han venido a dar clase tres profesores, y dos han venido a devolver las llaves porque no había nadie en clase", ha explicado el conserje.

En el instituto público del Carme de Valencia, al que acuden unos 400 alumnos, ha habido más seguimiento entre los estudiantes (60%) que entre los profesores (20%) según fuentes del centro. En el colegio Sagrado Corazón Carmelitas de Valencia, en cambio, no había rastro de la huelga. Ningún profesor la ha secundado y no han ido menos alumnos que habitualmente. "Es un día normal", ha afirmado la conserje.

Más información