Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La clave lumínica del crimen de la CAM

El juez inspecciona de día y al anochecer el lugar del asesinato de la viuda del exdirigente del banco

El juez, José Luis de la Fuente, el fiscal y los abogados del caso del asesinato de la viuda del expresidente de la CAM, durante la inspección. efe / ATLAS

La luz se ha convertido en un elemento clave en el crimen de la viuda del que fuera presidente de la CAM Vicente Sala. ¿Qué grado de visibilidad ofrecía hacia el exterior el lavadero del concesionario de coches Novocar, donde María del Carmen Martínez, de 72 años, fue tiroteada el 9 de diciembre del pasado año? El juez que instruye la causa, José Luis de la Fuente, intenta contestar a esta pregunta y facilitar así la tarea del jurado popular que deberá emitir un veredicto en los próximos meses. El magistrado ha inspeccionado este martes durante tres horas el concesionario en presencia del fiscal y los abogados de la defensa y la acusación particular. En cambio, el único sospechoso del crimen, Miguel López, yerno de la fallecida y administrador de la rama automovilística del grupo de los Sala, ha optado por permanecer en el centro penitenciario de Fontcalent, donde está preso desde el pasado 10 de febrero, pese a que tenía derecho a asistir a la prueba.

El examen del recinto constaba de dos fases. La primera se ha desarrollado a plena luz del día. Ha comenzado a las 16.30 horas y ha finalizado en torno a las 18.50. La segunda etapa ha arrancado ya de noche, a las 19.44 horas, coincidiendo con el grado de luz que había exactamente en la ciudad de Alicante el 9 de diciembre pasado, a las 18.25 horas, cuando la víctima recibió los dos balazos que acabaron con su vida. La exactitud de ambos momentos se ha buscado al milímetro con la ayuda de la página web del Instituto Geográfico Nacional. Incluso la luna estaba ayer al 67,5% de su fase creciente, como el día de autos. La diligencia judicial incluía en principio la reproducción de los dos disparos mortales para calibrar su sonoridad, como había solicitado la defensa, pero al final la prueba no ha podido llevarse a cabo porque la policía no contaba con los medios técnicos necesarios para ello, según han explicado fuentes jurídicas.

La jornada, por tanto, se ha ceñido al plano visual. Especialistas de la unidad científica de la policía han fotografiado y grabado con videocámaras todas las dependencias de Novocar, con movimientos y ángulos de posición equiparables a los que han descrito en sus respectivas declaraciones tanto el sospechoso como los testigos. Esas imágenes van a quedar registradas en soporte digital y podrán ser visualizadas durante el futuro juicio por el jurado.

El concesionario de la familia Sala está situado en la confluencia de la Plaza de la Luna y la calle Zodiaco, frente al tanatorio de La Siempreviva, en la salida urbana de Alicante hacia Madrid, una vía conocida como carretera de Ocaña. El establecimiento consta de una amplia zona de exposición de vehículos al público y un edificio colindante de tres alturas donde se ubican las oficinas. A la izquierda de ambas instalaciones emerge una nave que abarca el lavadero y el taller, en la misma fachada pero separados entre sí unos diez metros.

La policía sostiene que el propio Miguel López estacionó en el lavadero el coche que la víctima debía acudir a recoger esa tarde tras una reparación. Según el sumario del caso, María del Carmen Martínez recibió dos tiros en la cabeza en ese punto en algún momento de la franja horaria comprendida entre las 18.25 horas, cuando ella llegó al establecimiento, y las 18.38 horas, cuando él lo abandonó.

El sospechoso era consciente de la ausencia de cámaras de videovigilancia en todo el recinto de la empresa, pese a que varios carteles advierten de la presencia de estos dispositivos en sus vallas. La policía asegura que López eligió el lavadero para perpetrar el asesinato por ser el lugar "idóneo" para ello, pues estaba apartado de las oficinas y a oscuras en esos momentos.

Sin embargo, las condiciones de visibilidad existentes en ese espacio no eran tan malas, aun con las luces interiores del propio habitáculo apagadas, como estaban. Así se desprende, al menos, del ensayo que se ha llevado a cabo este martes. Entre el lavadero y la puerta de entrada al taller existe una zona de aparcamiento para coches repleta de focos que ofrecen una luminosidad nada despreciable en la escena del crimen. Incluso si ésta se observa a un centenar de metros de distancia en línea recta, concretamente desde la posición a la que la policía ha relegado a los numerosos medios de comunicación que cubrían la inspección judicial.

La policía ha vuelto a aparcar dentro del lavadero el Porsche Cayenne plateado donde fue asesinada María del Carmen Martínez. Un agente se ha encargado de abrir la puerta delantera, como hizo ella antes de fallecer. La mujer pudo permanecer con vida cerca de veinte minutos tras recibir los balazos, según la investigación. Fueron dos empleados de Novocar, el que fuera jefe de taller y el operario que se encargaba de limpiar los coches, quienes se la encontraron malherida y ensangrentada a las 18.52 horas, aproximadamente. Los testimonios de ambos trabajadores contradicen algunos aspectos de la declaración de López y esas contradicciones, fundamentalmente, han llevado a la detención del yerno de la víctima. A falta de otras pruebas directas de su implicación en el asesinato.

La causa judicial afrontará la próxima semana otra jornada crucial. El día 15, miércoles, la sección décima de la Audiencia de Alicante ha fijado una vista para analizar el recurso de apelación presentado por la defensa de López contra el auto judicial que acordó su ingreso en prisión preventiva. El presidente de esta sala, Javier Martínez Marfil, se ha abstenido de participar en el tribunal que decidirá si el sospechoso sigue encarcelado o queda en libertad provisional porque es amigo de juventud de dos de los hijos de la fallecida, Vicente Jesús Sala, y una de sus tres hermanas, tal y como ha confirmado este martes el propio magistrado.

Más información