Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Concluye sin éxito la búsqueda de Marta del Castillo en el Guadalquivir

Los buzos de la policía no hallan restos vinculados a la menor desaparecida en 2009

Los buzos de la policía, durante la última búsqueda de Marta del Castillo.
Los buzos de la policía, durante la última búsqueda de Marta del Castillo.

La búsqueda de Marta del Castillo en el río Guadalquivir ha terminado este viernes sin resultados tras cinco días de inmersiones por parte de los buzos de la policía para hallar restos del cadáver de la joven sevillana desaparecida en 2009. Esta mañana los buzos del Grupo Especial de Operaciones (GEO) se han sumergido, pese a los problemas de visibilidad por la niebla, y han concluido el peinado de las nueve zonas acotadas para revisar los fondos del río entre los puentes de la Barqueta y el Alamillo.

Una portavoz de la policía ha confirmado el cese de la búsqueda después de que los agentes repasaran varias zonas próximas al puente del Alamillo. El pasado miércoles la investigación amplió las nueve zonas acotadas, pero tampoco se han hallado indicios de que el cuerpo fuera arrojado a la dársena del río por parte del asesino confeso Miguel Carcaño, condenado a 20 años de prisión. En estos cinco días, solo se han encontrado en el agua varios objetos y un hueso que resultó ser de un animal vacuno.

Esta nueva búsqueda del cuerpo de la joven fue autorizada a principios de mes por el juez de instrucción 4 de Sevilla, Francisco de Asís Molina, tras un informe remitido al juzgado por el padre de la menor, Antonio del Castillo, en el que se señalaba la posibilidad de que existieran restos humanos en la dársena del río. Esta probabilidad se sustentaba en una investigación realizada en este nuevo tramo por dos expertos (el geofísico Luis Avial y el criminólogo Ignacio Abad) y que identificaba hasta 16 puntos “exógenos al propio río que son susceptibles de poder ser el cuerpo” de la joven. “Se trata de una conjetura más de tantas que podríamos hacer y no rechazar al desconocer la suerte y destino del cuerpo”, argumentó el magistrado en su auto.

Durante estos ocho años, el cuerpo de la joven ha sido buscado sin éxito en diferentes puntos de la provincia tras las diferentes versiones sobre los hechos ofrecidas por Carcaño, quien incluso hace dos años se sometió a la prueba neurológica conocida como test de la verdad.

Más información