Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer, asesinada a cuchilladas por su marido en una residencia de ancianos

El presunto agresor se ha lesionado tras cometer el crimen pero sus heridas no revisten gravedad

Un sanitario y un agente de la Guardia Civil trasladan el cadáver de la mujer.
Un sanitario y un agente de la Guardia Civil trasladan el cadáver de la mujer.

Una mujer ha muerto este domingo por la mañana tras ser acuchillada presuntamente por su marido en la residencia de mayores de la localidad alicantina de El Campello donde ambos residían, según ha informado la Guardia Civil. Los hechos han ocurrido sobre las 9.00 horas y el presunto agresor se ha autolesionado tras cometer, supuestamente, el crimen, por lo que ha sido ingresado en un centro hospitalario tras su detención.

De confirmarse, este sería el primer asesinato relacionado con la violencia machista que se registra en la provincia de Alicante en lo que va de año, el undécimo en toda España. La víctima tenía 79 años y su marido, 86. La pareja, que es de nacionalidad británica, vivía en una residencia para personas de la tercera edad situada en la playa de Muchavista, en El Campello.

Al parecer, ha sido personal de este centro el que ha dado la voz de alarma. Aunque aún no han trascendido demasiados detalles sobre el suceso, las primeras investigaciones de la Guardia Civil apuntan a que el hombre ha matado a su mujer a puñaladas y luego se ha autolesionado con la mismo arma. El presunto homicida ha sido trasladado poco después a un centro hospitalario para ser atendido de sus heridas, aunque son superficiales, según las mismas fuentes, que no han precisado si el sospechoso ha recibido el alta médica.

El último asesinato por violencia contra las mujeres ocurrido en la provincia de Alicante se remonta al pasado 28 de octubre, cuando un turista belga de 75 años mató a golpes a su pareja, una mujer de la misma edad y nacionalidad que él, y luego se sucididó arrojándose al vacío desde el apartamento que la pareja había alquilado en el edificio Apolo XIV, en la avenida Europa de Calpe.

Un vecino descubrió el cadáver del hombre, que se había quedado sobre una cornisa, y lo comunicó a la policía del municipio. Una vez dentro del domicilio, los agentes hallaron el cuerpo sin vida de la mujer, que tenía múltiples golpes en todo el cuerpo.

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha dado por hecho que el nuevo homicidio es un caso de violencia de género y ha mostrado sus condolencias a la familia de la mujer asesinada, al tiempo que ha asegurado que la sociedad tiene "una tarea enorme para acabar con el terrorismo machista".

"Es un nuevo golpe muy duro porque el terrorismo machista sigue estando entre nosotros", ha afirmado Puig, quien ha pedido que "basta ya de eufemismos", pues estas mujeres están siendo "asesinadas" por sus parejas y "no mueren a manos" de ellas.

La vicepresidenta y portavoz de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, también ha condenado este "nuevo atentado machista, este asesinato que se ha llevado por delante la vida de Margaret". El Gobierno autonómico ha convocado una concentración de repulsa para este lunes 20 de febrero a las 12.00 a las puertas del Palau de la Generalitat en Valencia.