Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallada una pistola junto al supuesto cadáver de Iván Durán en Baiona

Los primeros indicios recabados en la inspección de esta mañana refuerzan la teoría del suicidio, pero todavía faltan los resultados del forense

Varios indicios apuntan a que el cadáver hallado este sábado en una zona de monte en la localidad pontevedresa de Baiona pertenece a Iván Durán Valverde, el hombre de 30 años desaparecido el pasado mes de agosto en este municipio costero. Según han confirmado fuentes de la investigación, cerca del cuerpo fueron halladas tanto una mochila como una pistola. De hecho, el hallazgo de esta última refuerza la hipótesis de que se pudo haber quitado la vida.

Dentro de la mochila, han precisado las mismas fuentes, se encontraron unas gafas -todo apunta a que podrían pertenecer al joven- y una bala sin percutir. A esto se suma la proximidad de la vivienda del joven al lugar en donde ha sido hallado el cadáver y las dimensiones del cuerpo de este. Durán medía casi dos metros de estatura.Tenía antecedentes psiquiátricos y dejó notas de despedida.

No obstante, a pesar de estos indicios, todavía no se conocen los resultados de las pruebas de ADN ni de la autopsia practicada al cuerpo, que fue encontrado en avanzado estado de descomposición. Con todo, el padre de Iván, Juan Durán, ha asegurado que el cuerpo encontrado este sábado en Baiona pertenece a su hijo, quien desapareció el pasado mes de agosto.

Más información