Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaume Giró: “La clase media se vacía, y los efectos son imprevisibles”

El director general de la Fundación Bancaria "La Caixa" pide unas instituciones fuertes en tiempos de incertidumbre

El director de la Fundación Bancaria "La Caixa", en el centro.
El director de la Fundación Bancaria "La Caixa", en el centro.

La cuarta revolución industrial, la que ya irrumpe con la tecnología relacionada con Internet, la robótica y la inteligencia artificial, cambiará radicalmente nuestra concepción del trabajo, el ocio y la vida. Esta es la convicción de Jaume Giró, director general de la Fundación Bancaria "La Caixa", que ha participado este viernes en una charla en el marco del Foro Social que organiza la Fundación Pere Tarrés con la colaboración de EL PAÍS.

La Fundación Bancaria "La Caixa" es la responsable, entre otras cosas, de los programas de ayudas que administra la Obra Social La Caixa, de los que participan muchas entidades del Tercer Sector como centros sociales y educativos que estaban presentes en la charla. Giró pidió a estas entidades que se alejen de la complacencia y busquen la innovación y el rigor en su trabajo, porque cree que el Tercer Sector, junto con unas instituciones fortalecidas y limpias de corrupción, tendrán que "acompañar" a la sociedad en la transición hacia un progreso "que al principio puede dejar excluida a mucha gente".

El director general de la fundación bancaria alertó de que, en el futuro, la robótica puede dejar sin trabajo a muchos ciudadanos: "No está claro que se generen tantos empleos alternativos como los que se van a destruir y, por primera vez, es posible que nuestros hijos vivan peor que nosotros". Giró ha esgrimido datos que dan cuenta de los problemas estructurales que la crisis de los últimos años ha camuflado bajo las urgencias del momento. "La precariedad se ha intensificado con la recesión: cada vez hay más países en los que se pierden derechos que países en los que se ganan; más de la mitad de los contratos laborales en la UE son temporales, y en España, por cada contrato fijo se firman diez temporales", ha detallado.

Giró considera que las ayudas públicas "tendrán que ir a más", ya que cree que, en unos "tiempos de incertidumbre en que las clases medias se vacían, las consecuencias son imprevisibles para la democracia". En este sentido, Giró buscó el optimismo en un supuesto probervio chino que utilizan los británicos, el título de su charla, y que se puede leer como bendición o como maleficio: Que tengáis tiempos interesantes. Ante los retos globales como el cambio climático o las migraciones,el director general de la fundación ha concluido que son necesarias estrategias globales que ahuyenten el individualismo y la xenofobia. "La pobreza no está escrita en letras de fuego en nuestro destino", ha añadido. "De nosotros depende, y de la política, dar una respuesta para decantar los tiempos hacia el progreso y no hacia el retroceso", ha concluido.