Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis ‘mossos’ acaban heridos en una trifulca en el barrio de la Florida

Un agente ha sido golpeado varias veces con una porra extensible que quitaron a los policías

Seis mossos d’esquadra han resultado heridos esta mañana en el barrio de la Florida de L’Hospitalet Llobregat. Los agentes fueron requeridos poco antes de las cinco de la mañana por varios vecinos que alertaban de que había diversas personas con los ánimos exaltados en la calle, que quería volcar un vehículo. Tres patrullas de seguridad ciudadana de la policía catalana acudieron al lugar, en la calle de Illes Canàries, y acabaron envueltos en una trifulca que acabó con los policías policontusionados, y dos detenidos.

A uno de los agentes le lograron quitar la porra extensible, y la usaron contra los propios policías, que necesitaron pedir refuerzos. Los otros agentes recibieron golpes y arañazos. Hasta el lugar se desplazaron patrullas de la Guardia Urbana y de los Mossos de L'Hospitalet y de El Prat de Llobregat, según ha explicado un portavoz de la policía catalana. Ninguno de los mossos presenta heridas de gravedad.

El barrio de la Florida es una zona de L’Hospitalet donde en alguna ocasión se han vivido problemas de convivencia. Los últimos episodios violentos que trascendieron fueron en 2012, cuando una identificación rutinaria de una pareja de jóvenes que escuchaba música acabó en una trifulca en la que acabaron interviniendo los antidisturbios para apaciguar los ánimos. Se cruzaron y se quemaron tres contenedores y una motocicleta.

También en esa zona es donde encontraron en noviembre del año pasado a un hombre, dominicano, muerto en su vehículo con varios disparos en la cabeza. Y unos meses antes, un joven fue acuchillado de muerte en una reyerta en un bar.

Fuentes policiales se quejan de la inseguridad, y aseguran que hace falta más patrullaje policial. Algunas de esas fuentes apuntan también a la zona de Can Vidalet, en el municipio vecino de Esplugues de Llobregat, donde aseguran que la delincuencia común crece.