Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía desahucia en Parla a una mujer víctima de violencia de género con dos menores a su cargo

Más de un centenar de personas, vecinos y activistas de la PAH, intentaron parar el desalojo y algunas resultaron heridas

Momento en el que Fátima era desahuciada de su casa de Parla. El País

Fátima, con dos hijas de siete y cinco años y víctima de violencia de género, fue desahuciada este jueves de su piso en Parla. A pesar de los esfuerzos de las Plataformas de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Parla, Getafe, Carabanchel y numerosos vecinos, el desalojo se realizó; unas 50 personas se plantaron en el portal número 23 de la calle de río Duero, pero una decena de policías les redujeron y accedieron a la vivienda. Anteriormente, el desahucio se había evitado hasta en dos ocasiones, pero esta vez se hizo efectiva la orden de desalojo emitida por Bankia, que se negó a dar un alquiler social a Fátima y a su familia a pesar de que lo pidieron en varias ocasiones, según Manuel San Pastor, abogado de la coordinadora de vivienda de Madrid. Durante el desalojo se vivieron momentos de tensión y enfrentamientos entre los vecinos y las fuerzas policiales, que se saldaron con varios heridos.

"Habéis dejado a un niño más en la calle"; "Vergüenza me daría desahuciar a una familia", gritaban vecinos y activistas cuando los antidisturbios entraron al piso de la afectada para proceder al desalojo. Manuel San Pastor, abogado de la coordinadora de vivienda de Madrid, pedía calma a los presentes, que no paraban de gritar a los agentes que estaban con Fátima en el balcón de la vivienda. "Este desahucio se está haciendo con violencia y desproporción. El Ayuntamiento de Parla, la Comunidad de Madrid y los poderes públicos se han desentendido completamente de este caso", denunció el abogado, en alusión a las magulladuras que sufrieron algunos vecinos de Parla y miembros de diferentes PAH. Algunos de ellos denunciaron que los antidisturbios usaron la porra para reducirles.

Alrededor de las 11.45 horas comenzaron a salir del portal 23 representantes de la PAH que fueron identificados por los agentes, con el brazo en alto y vitoreados por los vecinos. Tras ellos, finalmente salió Fátima, llorando. "Fátima estamos contigo", gritaban los activistas. Numerosos vecinos la arroparon, pero como muchos explicaban, "el verdadero problema estará cuando las niñas salgan del colegio y no tengan casa". A su vez, muchos de los presentes recriminaban a los agentes que la afectada se quedara en la calle con dos menores a su cargo y sin ninguna de sus pertenencias; todas quedaron dentro de la vivienda desalojada.

"Bankia tendrá que explicar por qué no concedió un alquiler social a esta familia, que Fátima estaba dispuesta a pagar como el anterior dueño. De todas maneras, gracias a las PAH de toda la Comunidad de Madrid ella y sus hijas no se van a quedar en la calle", explicó tajante San Pastor. Según el abogado, el Ayuntamiento de Parla confirmó esta tarde que pagará la estancia en un hotel del municipio para Fátima y sus hijas hasta el martes. "Uno de los problemas relacionados con esto es que Parla no dispone de viviendas sociales ni de emergencia, algo que ya hemos denunciado", explicó.

ver fotogalería
Agentes de la policía detienen a un manifestante.

A su vez, este jueves alrededor de las 18.00 horas, unas 50 personas de la PAH Centro Madrid y otros colectivos se han encerrado en la sede de Bankia del barrio de Lavapiés para protestar por el desahucio de Fátima, según fuentes de la PAH Parla. Parte de los manifestantes se han enfrentado a los agentes de policía que acudieron al lugar equipados de fotos del desahucio de esta mañana en Parla. "La policía ha tenido una reacción muy violenta como siempre. Si no hay solución a lo que pedimos tendrán que desalojarnos", explicó un miembro de PAH Parla por teléfono desde la sede bancaria de Lavapiés donde continúa encerrado en señal de protesta. 

Más información