Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos y Podemos acusan a Cifuentes de “cachondearse” con las cuentas del Campus de la Justicia

La pregunta de los socialistas sobre el Libro Mayor del complejo no fue aceptada y el portavoz del PSOE-M tuvo que hablar en los pasillos

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha atacado con dureza a Cristina Cifuentes debido al despilfarro y descontrol de la Ciudad de la Justicia. "Me parece que se están cachondeando de la gente, es una tomadura de pelo, y le pido respeto", ha dicho en la sesión plenaria de la Asamblea de Madrid de hoy. Hacía referencia a la aparición repentina del Libro Mayor de la empresa "hace dos días" tras una búsqueda de más de un año, según adelantó EL PAÍS. Ha recordado que la diputada del partido naranja Susana Solís había pedido de forma reiterada esos libros de contabilidad: "Ustedes dicen que los han perdido, esto no es serio, me recuerda a una película de gánsteres".

Ampliar foto
Cristina Cifuentes en el Pleno de la Asamblea de Madrid.

Cifuentes ha asegurado que "no tienen nada que ocultar" y que la tardanza se ha debido a que ha sido muy "laborioso" encontrarlo, porque todo el expediente ocupa 432 cajas que se encuentran en 13 armarios. Un total de 172.000 folios y una "cuantiosísima" documentación en soporte informático. Además, el Gobierno destinó en julio de 2015, "nada más empezar a gobernar", una decena de funcionarios al caso para ordenar y archivar toda la documentación. 

Aguado ha pedido a Cifuentes que no eluda su responsabilidad  diciendo que son cuestiones de un gobierno anterior [en referencia a los ejecutivos de Esperanza Aguirre e Ignacio González, ambos del Partido Popular, predecesores de la presidenta regional], porque ella era diputada en el momento en el que se votaron muchas de las cuestiones que han llevado al fiasco de la Ciudad de la Justicia. "Usted apretó el botón [de votación] y estaba aquí cuando se gastaron 1,8 millones en colocar una primera piedra", le ha recriminado.

Cifuentes ha reconocido que se encontraba en el hemiciclo cuando se defendió el proyecto, pero eso fue "hace dos décadas, cuando era diputada y no tenía la información que hay ahora", ha recordado a Aguado. La presidenta ha insistido, como en otras ocasiones, en que el Campus es un problema que se ha encontrado su gobierno, porque ha habido dos proyectos y son anteriores a que ella presidiera la Comunidad de Madrid. Cifuentes ha comentado que están trabajando por defender los intereses de los madrileños y así lo ha entendido el Tribunal Superior de Justicia de Madrid "que ha paralizado el proceso de licitación". Su equipo está estudiando la reagrupación de las sedes judiciales.  

La portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, también se ha interesado por la repentina aparición del Libro Mayor del Campus de la Justicia. "Año y pico lo han estado buscando sin encontrarlo, y que casualidad que aparezca antes del pleno. "Quizá estuviera en el altillo de los suegros de Esperanza Aguirre", ha opinado en referencia al millón de euros que apareció en casa de los suegros de Granados. La líder de la formación morada no ha dejado pasar el momento para recordar a Cifuentes que: "En esta misma Cámara usted apoyó estos gastos y dijo que habían sido sufragados por empresas". Pero lo cierto, añadió, es que se dilapidó el dinero y se llegaron a abonar 10,6 millones al arquitecto Norman Foster por un edificio que nunca se construyó. 

Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario socialista, Ángel Gabilondo, no pudo intervenir en el pleno para expresar sus dudas sobre lo acaecido en los últimos años en la Ciudad de la Justicia. La pregunta que el PSOE había pedido que fuera respondida por el Gobierno de Cristina Cifuentes fue rechazada porque coincidía con la de Podemos. Gabilondo, que tuvo que realizar las declaraciones en los pasillos del edificio parlamentario, recordó que en estas fallidas obras "se malgastó el dinero  público". Fuentes de Partido Socialista mostraron hoy su malestar por lo sucedido y su "queja formal" por lo que consideran "un atropello democrático en toda regla".