Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Barcelona controlará el fraude en la preinscripción escolar

El Consorcio de Educación de Barcelona advierte que la familia que falsee datos perderá la plaza

El Consorcio de Educación de Barcelona (CEB) intensificará el control contra el fraude en las preinscripciones escolares del próximo curso. Así, el CEB —formado por Ayuntamento y Generalitat— asumirá la revisión de todas las puntuaciones complementarias, como la intolerancia alimentaria, para evitar irregularidades y que alguna familia se beneficie injustamente para acceder a una escuela concreta.

“Se hará un control riguroso y exhaustivo de lo supuestos en los que las familias alegan enfermedades digestivas crónicas de un hijo”, explicó la presidenta del CEB, Maria Jesús Mier. Hasta ahora, este control lo hacían los propios centros escolares pero, desde el próximo curso, las revisiones de los certificados que acompañen a las preinscripciones se elevarán también al CEB. Lo que no revisará de oficio el Consorcio es el empadronamiento, que solo se investigará en caso de denuncia.

Las sanciones a los padres también se endurecerán. “La familia que falsee datos, perderá la plaza”, zanjó Mier, que no descarta tomar medidas también contra los profesionales que firmen certificados con datos falsos.

Otra de las novedades del próximo curso, en el que se abrirán cinco colegios y tres instituto-escuelas nuevos, será la lista de espera de acceso a los centros. “Hasta ahora las familias que no entraban en la opción escogida, pasaban a la asignación de oficio, pero esto no garantizaba la transparencia si hay vacantes”, explicó Mier. Ahora, los padres podrán monitorizar cuántas plazas vacantes salen en los colegios que prefieren y conocerán en qué posición se encuentra su hijo para acceder a esas plazas.