Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El alcalde de Celrà: “Los militares no entraban aquí desde febrero del 39”

Un pueblo de Girona rechaza las maniobras que militares harán el próximo lunes en el macizo de las Gavarres

Una de las calles de Celrà (Girona).

El alcalde de Celrà (Girona), Dani Cornellà (CUP), ha rechazado este jueves las maniobras que el Ejército está preparando en su municipio. “Los militares no entraban aquí desde febrero del 39 cuando ganaron los nacionales”, ha afirmado. Este municipio de Girona recibió ayer una notificación de la comandancia militar en esta provincia avisándoles de que el próximo lunes se realizarán maniobras militares en su término municipal. El alcalde lo califica de “represalia” por la moción que aprobaron en noviembre de 2016 en la que rechazaban la presencia militar en su municipio y se mostraban a favor de la cultura de la paz.

“Aquí nadie recuerda que los militares hayan venido”, se reafirma el alcalde. En su opinión, este comunicado por parte del Ministerio de Defensa, que no habían recibido antes, es una respuesta directa a la moción aprobada hace tres meses, promovida por la Diputación de Girona. El documento de rechazo a las maniobras militares recibió el apoyo de los 13 concejales, de la CUP, PDEcat y ERC, durante el pleno.

Para responder al anuncio de los militares, el alcalde ha emitido un bando municipal en el que recuerda que el municipio aprobó “rechazar como coherencia con los valores de la paz, los actos de exaltación militar y de legitimación de la violencia y las armas, y no asistir como institución a desfiles militares y otros actos de este tipo en espacios civiles de la demarcación de Girona” y “hacer llegar a las instancias militares de las comarcas gerundenses este acuerdo para que cesen las maniobras militares en espacios no estrictamente militares”.

Este bando ha sido enviado al comandante militar de Girona, el coronel Javier Mur Lalaguna, y al subdelegado del Gobierno español en Girona, Juan Manuel Sánchez-Bustamante. El alcalde explica que el coronel Javier Mur les envió una carta avisando de que seguirían operando para preparar a los soldados pocos días después de que aprobaran la moción.  Aunque todavía no está decidido cómo será, Cornellà avanza que, si las maniobras siguen adelante, el próximo lunes van a responder con una movilización pacífica.

El Ayuntamiento de Girona también recibió el aviso de maniobras para el 20 de febrero. Según recoge Efe, la alcaldesa, Marta Madrenas, también ha reclamado que se desconvoquen y ha pedido al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, que intermedie en este asunto y demuestre así su ofrecimiento de diálogo. "(Millo) dijo que intentaría hacer las cosas un poco diferentes, pues aquí tiene la oportunidad de demostrarlo", ha manifestado la alcaldesa. El Ayuntamiento de Girona, que no tiene autoridad para impedir estas maniobras, ha enviado un requerimiento a la comandancia militar de Sant Climent Sescebes.

"Se trata de un burofax urgente firmado por la alcaldesa", ha detallado Marta Madrenas, quien ha argumentado que el espacio en el que deduce que se llevarán a cabo las maniobras, por ser compartido entre Girona y Celrà, es el de la subida al Castell de Sant Miquel, "muy utilizado por ciudadanos para pasear y por deportistas". Según Madrenas, la decisión de programar esta actividad en este lugar es "una grave irresponsabilidad", y ha asegurado que no tienen constancia de que se hayan realizado anteriormente en este sitio.

Marcha de endurecimiento

El jefe de la oficina de comunicación de la Inspección General del Ejército en Barcelona, Emilio Pelegrina, explica que se ha seguido el protocolo habitual de comunicar a los ayuntamientos y a la subdelegación del Gobierno la marcha, que es una “práctica de endurecimiento para los soldados”. “Son prácticas de mínimo impacto por senderos y caminos que se hacen en muchos municipios de la geografía catalana porque el ejército necesita prepararse”, añade. También dejó claro que en ningún caso habrá disparos "ni se instalarán campamentos ni se mueven con vehículos pesados".

Pelgrina desconoce si se habían hecho marchas similares en el término municipal de Celrà anteriormente ni quiere entrar a valorar las declaraciones del alcalde. Mantiene que la marcha se va a llevar a cabo tal como está previsto el próximo lunes. Los soldados saldrán del cuartel de Sant Climent de Sescebes en vehículos hasta el punto de inicio del ejercicio, que puede durar todo el día a través de caminos y senderos de las montañas de la zona. “Precisamente se informa para no crear alarma social”, defiende.