Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Mercé se abraza a la música clásica

Una orquesta sinfónica acompaña al cantaor en su nuevo espectáculo de fusión

El cantaor José Mercé en la sala de conciertos de la Fundación Unicaja de Málaga, donde se ha presentado su nuevo espectáculo 'Mercé sinfónico'.
El cantaor José Mercé en la sala de conciertos de la Fundación Unicaja de Málaga, donde se ha presentado su nuevo espectáculo 'Mercé sinfónico'. EFE

José Mercé (Jerez de la Frontera, 1955) no está solo con su elenco en su nuevo espectáculo. El cantaor interpreta 12 de sus temas más conocidos junto a 39 músicos, 35 de ellos de la Partiture Philharmonic Orchestra de Jaén, además de un percusionista, un bajista, una guitarra y un bajo eléctrico. En Mercé sinfónico, título que ya da una idea de por dónde va el proyecto, el flamenco se abraza con la música clásica, una mezcla pensada como un traje a medida para el artista con la que ha quedado “gratamente sorprendido”.

Lo de intentar fusionar la disciplina y rigidez de una orquesta sinfónica con la libertad y energía del flamenco es una auténtica rareza. “Es cuestión de organizarse”, ha dicho este jueves en Málaga Juan Paulo Gómez, director artístico del grupo de músicos y responsable de los arreglos instrumentales. Mercé ha confesado durante la presentación del espectáculo que se quedó “pasmado” cuando el productor, Jesús Paulano, le explicó la propuesta. “Cuando llegue el soniquete y la bulería, ya verás. Pero no”, ha dicho sobre la dificultad inicial que veía para encajar los estilos y cómo ha sido el desenlace.

Mercé sinfónico se presentará al público en una gira nacional patrocinada por la Fundación Unicaja. Arrancará en mayo o junio y actualmente se trabaja para cerrar las fechas en una decena de ciudades, entre ellas, Málaga, Marbella, Sevilla, Jaén, Córdoba, Madrid y Badajoz. El repertorio incluye algunas de las canciones más conocidas del cantaor, bien propias o versionadas con éxito por él, como Aire, Del amanecer, Primavera, Entre naranjos y olivos, Al alba o Te recuerdo Amanda. El espectáculo, de aproximadamente una hora y 45 minutos de duración, se ha planteado en cuatro bloques entre los que se intercalan tres piezas instrumentales compuestas para la ocasión por Cristóbal López, músico de Úbeda.

A Mercé le gusta el sonido final de todos los temas, aunque destaca los que tienen más ritmo, como Aire, por la fuerza y originalidad de la mezcla. “El flamenco no es Pitágoras y el pentagrama sí lo es”, ha comentado, divertido, sobre cómo se ha abordado el trabajo. El cantaor jerezano nunca ha tenido reparos para innovar y se ha atrevido a combinar su música con géneros como el blues o el pop, pero sin perder la esencia, los orígenes, y dejando claro que no a todo se le puede llamar fusión. “El flamenco hay que respetarlo. Es una música de raíz, es eterna. Se puede hacer fusión, mestizaje, pero siempre con un por qué”, ha subrayado.

El cantaor está convencido de que el espectáculo conectará bien con el público. Aspira, además, a que la gira no se quede solo en territorio nacional y pueda llegar a traspasar fronteras. Mercé siente que el flamenco es muy bien tratado en el extranjero, mejor que en casa, donde “siempre ponen pegas con el caché”. Opina que su declaración como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco “ha servido para poco”.

Mercé sinfónico está completamente centrado en su figura y nunca antes se había abordado un proyecto tan personalizado que reúna flamenco y sonidos sinfónicos. “Es un recorrido maravilloso por mi carrera”, ha precisado el cantaor, sobre las tablas desde los 13 años. La iluminación y la puesta en escena tiene una importancia destacada en el montaje, pero los protagonistas absolutos son la música y, sobre todo, la voz del maestro.