Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EXPOSICIONES

Barbie bien vale una exposición

La Fundación Canal acoge una retrospectiva histórica a través de 438 modelos de la famosa muñeca de Mattel

Barbie con un modelo de Versace en la exposición de la Fundación Canal. Getty Images

“Más allá de ser un juguete, Barbie es un reflejo de la cultura de su época”, asegura la directora de marketing de Mattel España, Elvira Sanjurjo. Y eso pretende precisamente la exposición Barbie, más allá de la muñeca que se inauguró este jueves en la Fundación Canal (calle de Mateo Inurria, 2; hasta el 2 de mayo; gratis): explorar a través de 438 muñecas casi seis décadas de historia; la primera gran exposición dedicada a la icónica muñeca en España.

“Con el lanzamiento de Barbie, en 1959, las niñas pudieron jugar a algo más que a ser madres”, aseguran desde la Fundación Canal, “empezaron a imaginarse en qué podrían convertirse cuando fueran adultas”. Así aparece Barbie ejerciendo de dentista; de veterinaria; de doctora; de profesora; de astronauta… “En 1980, cuando el movimiento a favor de las mujeres comenzó a coger fuerza, Barbie tomó la sala de juntas como consejera delegada. Incluso llegó a la Luna cuatro años antes que Neil Armstrong”, cuenta Sanjurjo.

Pero una de las transformaciones más importantes que ha experimentado la muñeca llegó en enero de 2016, cuando, tras años de polémica por lo irreal de su figura, Mattel decidió dotar a Barbie de diferentes alturas y medidas corporales (caderas, muslos, brazos) más reales. “La evolución de la marca y de los productos precisa tiempo. Nuestro objetivo siempre ha sido el progreso, no la perfección”, responde la directora de marketing. En cuanto a si el cambio llegó tarde, afirma que “ahora era el momento apropiado; es ahora cuando los consumidores tienen mayor presencia que nunca gracias a las redes sociales y son más fieles a aquellas marcas que con las que se sienten identificados”.

Barbie modelo 'Becky' en la exposición de la Fundación Canal. Getty Images

Los visitantes a la exposición disfrutarán de una explicación detallada de los orígenes y la filosofía de la muñeca a lo largo de ocho secciones temáticas en las que se aprecia la evolución de la marca y de la propia sociedad. Reducidas a miniatura, ocupan las baldas de la Fundación Canal personajes famososo como Cleopatra, Jennifer Lopez, Audrey Herpburn, Grace Kelly o Marilyn Monroe, entre otras. Además, 180 de los oficios que ha desempeñado Barbie en sus 57 años de vida, así como piezas inéditas y de coleccionista.

Barbie Marilyn Monroe. Getty Images

La relación entre la muñeca y la moda se convirtió en sinergia prácticamente desde su creación. Además de un juguete, es un objeto de deseo, carne de coleccionistas, y ha despertado el interés de más de 75 diseñadores como Oscar de la Renta —fue el primer creador en dar el paso con Barbie, en los ochenta— Karl Lagerfeld, Dior, Armani, Pertegaz, Antonio Miró y Givenchy. Barbie fue lanzada al mercado como “the definitive teenage fashion model” (la modelo definitiva de moda adolescente), cuentan desde Mattel. Esa vocación inicial nunca ha dejado de crecer.

Pocas son las privilegiadas a las que visten de alta costura, y muñecas, mucho menos. Pero Barbie es eso, un trozo de plástico moldeado con el rostro y el cuerpo de una mujer y que, sin poder hablar, ha conquistado a una industria que vio en ella el mejor de los maniquís. “No importa dónde vayas, la mera mención de Barbie crea una reacción en las personas”, resume Sanjurjo, “es parte de la cultura pop y de la historia, y merece ser compartida con la sociedad”.