Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe de la Policía se querella contra el alcalde de San Sebastián por una designación

El regidor anuncia que se reserva acciones legales si la denuncia es archivada

Narciso Romero, con corbata, y algunos de sus concejales durante una rueda de prensa.
Narciso Romero, con corbata, y algunos de sus concejales durante una rueda de prensa.
San Sebastián de los Reyes

Al alcalde de San Sebastián de los Reyes, el socialista Narciso Romero, se le abre un nuevo frente. A la salida del gobierno local de uno de sus socios, Izquierda Independiente, se une la admisión a trámite de una querella interpuesta por el oficial jefe y el suboficial de la policía local. Sostienen que el regidor nombró ilegalmente a un nuevo suboficial, el sargento V. C. Incluyen en la demandan por delitos de prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos y nombramiento ilegal al concejal de Recursos Humanos, Ramón Sánchez (Ganemos Sanse). El Ayuntamiento resalta en un comunicado que ni el regidor ni el edil están imputados. “El juzgado simplemente está investigando unos hechos denunciados. Lo hace por imperativo legal”.

La querella fue admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número 1 de Alcobendas el 6 de febrero. Para aclarar la situación, el 28 de marzo están citados a declarar los querellantes. Además, acudirán como testigos cinco de los siete sargentos de la policía local y el secretario del Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM), que a su vez preside la Junta de Personal del Ayuntamiento. “Una vez que hayan declarado, se llamará a los denunciados. Es el procedimiento habitual”, aclara Antonio Alberca, abogado de los demandantes.

El auto, al que ha tenido acceso EL PAÍS, considera que de los hechos expuestos podrían desprenderse diferentes delitos, por lo que el juzgado decreta que se instruyan diligencias. Si finalmente un juez aprecia la existencia de los delitos, “se podrían enfrentar a sanciones económicas, inhabilitación y privacidad de la libertad”, certifica Alberca. El comunicado municipal, sin embargo, advierte: “Si dicha denuncia fuese archivada, el alcalde se reserva la posibilidad de tomar acciones legales por denuncia falsa contra su persona”.

Un afiliado a Ciudadanos

El texto de la querella relata que, el 1 de octubre de 2015, el alcalde emitió un escrito manifestando la necesidad de asignar las funciones de un nuevo puesto de suboficial. Los querellantes aseguran que ya había uno creado. Aún así, Narciso Romero propuso y nombró a V. C., dándole además las atribuciones de jefe de la policía “pese a que el Cuerpo ya contaba con un suboficial de mayor grado y un oficial jefe”. Para los demandantes, “el objetivo del alcalde era poder implementar cualquier tipo de política municipal sin estar sometido al control de la legalidad vigente”. Además, subrayan que V. C. fue compañero del regidor en el PSOE y que, posteriormente, se afilió a Ciudadanos, “cuyo líder es amigo íntimo y mano derecha de Romero y también apoyó su investidura como alcalde”.

Tras el nombramiento, aseguran los agentes, el sargento “no solo detenta las funciones de suboficial sin ajustarse a criterio alguno”, además “se cree el máximo responsable y comienza a ejercer las funciones de oficial jefe sin tener capacidad legal para ello”. Por eso, en la demanda también han incluido a V. C., al que acusan de usurpación de funciones públicas, intrusismo y acoso laboral. Los cargos policiales que registraron la querella consideran que “han sido relegados por el alcalde de sus funciones para que una persona de menor jerarquía ocupe sus tareas”. Además, hablan de “actos hostiles y humillantes”. Los demandantes afirman que mostraron su malestar en numerosas ocasiones al regidor, de forma verbal y por escrito a través de un informe fechado el 21 de julio de 2016, pero que Romero “nunca ha contestado”.