Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata a su padre de 82 años y se entrega a la policía

El detenido asegura que lo hizo para que su progenitor no sufriera

Un vecino de Móstoles (Madrid) de 43 años se ha entregado esta mañana a la policía y ha confesado haber matado a su padre, de 82 años, según ha confirmado la Jefatura Superior de Policía de Madrid. El autor del parricidio ha afirmado a los agentes que lo ha hecho para que su padre no sufriera.

A las 12.30, el hombre ha llamado al teléfono de emergencias de la Policía Nacional y ha confesado que había matado a su padre. Un coche patrulla ha acudido al domicilio familiar, en el número 41 de la calle de la Libertad, cerca del centro de Móstoles. Los agentes han entrado en la vivienda y han comprobado que el padre estaba muerto en la habitación y que, en principio, no presentaba signos visibles de violencia.

Los agentes han solicitado la presencia de una UVI móvil del Servicio de Urgencias Médicas de la Comunidad de Madrid (Summa), cuyos facultativos han comprobado que el hombre llevaba muerto unas 48 horas. No había por tanto oportunidad de reanimación. Los médicos tampoco han apreciado signos de violencia ni sangre ni heridas por arma blanca. Han certificado la defunción sin manipular el cadáver. 

Las primeras investigaciones apuntan a que la muerte se produjo por asfixia, pero este extremo deberá confirmarlo la autopsia que se le practicará en las próximas horas en el tanatorio de Móstoles. El hijo ha sido detenido y trasladado a dependencias policiales. Las investigaciones las está realizando agentes del Grupo VI de Homicidios. A la vivienda también se han desplazado especialistas de Policía Científica para hacer la inspección ocular.