Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El centro se viste para recibir la semana de la moda madrileña

El proyecto Madrid es Moda presenta más de 60 iniciativas que pretenden acercar la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid a la ciudad a través de la historia, la literatura y la gastronomía

Imagen de la exposición de Leyre Valiente, en el Museo de América.
Imagen de la exposición de Leyre Valiente, en el Museo de América.

Quedan pocos días para que comience la 65º edición de la semana de la moda madrileña —Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM)— y la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME) se ha propuesto contagiar a la ciudad del espíritu que hervirá en el pabellón 14 de Ifema. La iniciativa Madrid es Moda —que tendrá lugar del 13 al 21 de febrero— pretende acercar a la capital, por cuarto año consecutivo, todo tipo de expresiones de moda que tienen un punto en común, la autoría española, “y hacer marca España también desde el diseño de moda”, afirma la directora ejecutiva de ACME, Pepa Bueno.

Mientras que en otras grandes capitales de la industria como París, Nueva York o Milán los desfiles se llevan a cabo en diversos lugares emblemáticos de la ciudad, en el caso de la MBFWM toda la actividad se concentra en la feria de Madrid, sobre todo por comodidad. Son muchos los ciudadanos que pasan por alto temporada tras temporada que, a más de 14 kilómetros de la Puerta del Sol, emergentes y consolidados diseñadores presentan sus creaciones en un espacio en el que las pasarelas conviven con otras actividades de ocio. “Si bien es cierto que en Ifema las instalaciones están preparadas para que el desarrollo de los desfiles sea fácil desde el punto de vista organizativo, no es comodidad lo que necesita el sector, sino crear momentos comunicativos muy potentes que den visibilidad al diseño de moda español y generen deseo”, explica Bueno. Por eso ACME quiere “vestir la capital” a través de 60 acciones.

Consagrados y novel son las dos categorías del I Concurso de Escaparates Madrid es Moda, un certamen que, según ACME, nace “para poner en valor el espacio expositivo de moda por excelencia”. Entre otros participantes, boutiques como Ángel Schlesser, Pedro del Hierro, Ulises Mérida y Adolfo Domínguez; el complejo comercial Las Rozas Village; los hoteles Petit Palace Ducal (calle de Hortaleza, 3) y Las Letras (calle de Gran Vía, 11); las librerías Antonio Machado, Kirikú la Bruja y Naos; y espacios culturales como Platea y el COAM.

Quien prefiera comerse la moda, también tendrá su oportunidad: el espacio gastronómico Al Trapo, de Las Letras, ha propuesto un menú especial, ilustrado por la diseñadora María Barros —creadora del logo de esta edición de Madrid es Moda—. El hotel, además, acogerá una exposición colectiva de ocho diseñadores españoles, junto a otros siete que estarán presentes en el Meliá Félix (calle de Hermosilla, 2). Para la directora ejecutiva de ACME, la participación hotelera y hostelera es fundamental: “El turismo de compras es otro de los aspectos vitales para el futuro de la industria de la moda”, reconoce. La oferta para los amantes de las pinacotecas se extiende hasta el Museo Nacional de Artes Decorativas, el del Romanticismo, el de Historia de Madrid y el Thyssen, entre otros, que han organizado visitas guiadas con la moda y las joyas como leitmotiv.

El centro se viste para recibir la semana de la moda madrileña

Cine, literatura e historia son otras tres modalidades en las que se integra Madrid es Moda. Y uno muy especial: la diversidad. Una mesa redonda, Moda y Diversidad Funcional, pondrá el foco en las personas discapacitadas que quieren vivir la moda como cualquier otro cliente, y expondrá las dificultades a las que este colectivo se enfrenta en su búsqueda de diseño y accesibilidad. “Nuestro objetivo es que la ciudad de Madrid respire moda por los cuatro costados gracias a la colaboración de varios sectores”, manifiesta Bueno.