Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Izquierda Independiente abandona el gobierno de San Sebastián de los Reyes

El alcalde, del PSOE, se niega a cesar por transfuguismo a una concejal que abandonó la formación local en diciembre

Los tres concejales de Izquierda Independiente en San Sebastián de los Reyes.
Los tres concejales de Izquierda Independiente en San Sebastián de los Reyes.
San Sebastián de los Reyes

No han dilatado su decisión ni un solo minuto. A las 10.00 de este jueves, los tres concejales de Izquierda Independiente han hecho efectivo su abandono del gobierno de San Sebastián de los Reyes (86.206 habitantes). El pasado viernes habían lanzado un órdago al alcalde: o cesaba antes de esta fecha a Miriam Pérez o abandonaban el tripartido formado tras las municipales de 2015. La edil de Cultura dejó en diciembre la formación local por la que se había presentado como independiente. El regidor, Narciso Romero (PSOE), se ha negado a expulsarla porque “no se trata de un caso de transfuguismo”, como defiende Izquierda Independiente. Su marcha agrava la minoría del gobierno local, ya que PSOE (cinco), Ganemos (tres) y Pérez solo suman nueve de los 25 concejales del municipio.

Miriam Pérez, ahora concejal no adscrita, renunció el 21 de diciembre a seguir en Izquierda Independiente alegando motivos personales. “Se trata de una decisión forzada tras muchos meses de tensión y momentos muy, muy duros y muy desagradables”, explicó en una carta de nueve páginas que envió a los grupos políticos y a la que ha tenido acceso EL PAÍS. La formación local, en base a un compromiso ético firmado por todos sus candidatos, pidió a Pérez el acta de concejal (en España es personal, no de los partidos). La edil se negó. Izquierda Independiente la acusa de transfuguismo, aunque Pérez reiteró en la renuncia su compromiso programático con el gobierno local. Para mantenerla en él, el alcalde se ha basado en un informe de los servicios jurídicos del Ayuntamiento, que sostiene que su baja no altera el gobierno y por tanto no se le puede considerar una tránsfuga. Así lo certifica también otro documento emitido por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Conocedores de que la postura del regidor era firme, un pequeño grupo de simpatizantes aguardaba esta mañana a los concejales en el edificio de servicios municipales contiguo al Ayuntamiento. Han llegado con rostro de circunstancias y paso lento. Mientras sus seguidores tocaban sus hombros en señal de apoyo, uno de los ediles que dejan el gobierno, Miguel Ángel Fernández, ha susurrado: “Hacemos esto con mucho dolor”. Luego se apresuró al registro, dónde no han permitido la entrada de la prensa. A la salida, y tras registrar la renuncia, los vecinos han aplaudido timoratos. Era un día triste, y así lo han reconocido los concejales, que han atendido a los medios en las puertas del Consistorio. “Pérez ha traicionado a sus votantes y a sus compañeros. El alcalde da amparo a una tránsfuga y la mantiene dentro del gobierno. Nosotros hemos priorizado la ética a los sillones”, ha afirmado Rubén Holguera, portavoz de Izquierda Independiente y hasta ahora primer teniente de alcalde.

Reconfiguración del gobierno

“Esta salida implica una reconfiguración del equipo de gobierno, que pasa a tener un socio menos, pero desde el punto de vista de la gobernabilidad no cambia nada”, asegura el alcalde. Romero subraya que la estabilidad política del municipio está garantizada: “Durante la legislatura hemos tenido que buscar el apoyo de partidos de la oposición. Estamos entrenados”. Por eso, destaca, que “el día a día en el Ayuntamiento sigue igual”. El regidor confía en mantener el apoyo de Sí Se Puede y Ciudadanos. Ambos grupos votaron a favor de su investidura “en base a unos compromisos programáticos”, aunque decidieron quedarse fuera del gobierno. Además, descarta que la salida de Izquierda Independiente abra la puerta del mismo a Ciudadanos. Sobre las razones que motivaron a Pérez a dejar su grupo, Romero ha indicado que no le corresponde valorar “si ha sufrido hostigamiento”, pero sí valorar su trabajo. La mantiene, dice, porque “no puedo obstaculizar el ejercicio de sus derechos políticos”.

El alcalde, con corbata, y algunos de sus concejales durante una rueda de prensa.
El alcalde, con corbata, y algunos de sus concejales durante una rueda de prensa.

Las asamblea de Izquierda Independiente acordó el pasado jueves solicitar al alcalde que destituyera de sus responsabilidades de gobierno a la responsable de Cultura, Miriam Pérez, que ha declinado hacer declaraciones. La reunión, en la que el 87% de sus 69 militantes votaron a favor de su salida, se prolongó durante cinco horas. Pero el regidor no se ha plegado a las exigencias de hasta hoy su socio de gobierno, situación que ha aprovechado la oposición para poner en énfasis su debilidad, aunque descartan una moción de censura. “Hay un desgobierno desde el inicio de la legislatura y ha saltado ahora”, ha criticado Raúl Terrón, portavoz del PP. Los populares, que ganaron las elecciones (obtuvieron ocho concejales de 25), acusan al alcalde de anteponer sus intereses y de mantener “un gobierno roto”. Para el portavoz de Ciudadanos, Miguel Ángel Martín Perdiguero, “la guerra interna de la izquierda finaliza en esta ruptura”. Su grupo, ha dicho, se quedará al margen del gobierno “vigilando que cumple sus funciones”.

No acaban ahí los problemas para el gobierno local. Los vecinos se preguntan por la actitud que va a tomar el otro socio del PSOE en la localidad del norte de Madrid. Algunas fuentes sostienen que Ramón Sánchez, concejal de Economía y Hacienda (proviene de IU), podría estar valorando la opción de que su grupo, Ganemos Sanse, también abandone el gobierno si el alcalde mantiene a Miriam Pérez en él. Sus dos compañeros de formación defienden quedarse. Sánchez ha rechazado hacer declaraciones porque “en estos momentos estamos en pleno proceso de toma de decisiones de nuestros órganos internos. Por respeto a los procedimientos, considero que no debemos manifestar opiniones particulares”. Ganemos Sanse celebrará una asamblea este viernes a las 18.30 para dirimir, entre otras cuestiones, la salida de uno de sus socios en el gobierno local.

¿Qué dice el acuerdo antitransfuguismo?

El acuerdo antitransfuguismo en las corporaciones locales fue firmado por los partidos políticos en 1998, pero se aplica desde 2011, cuando la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral incorporó la lucha contra los tránsfugas al ordenamiento jurídico. El primer acuerdo del pacto especifica que se entiende por tránsfugas a los representantes locales que "traicionando a sus compañeros de grupo o apartándose del criterio fijado por los órganos competentes de las formaciones políticas que los han presentado, o habiendo sido expulsados de éstas, pactan con otras fuerzas para cambiar o mantener la mayoría gobernante en una entidad local". En su punto número dos se explica que, en caso de duda, "será la formación política que los ha presentado la que deberá aclarar por escrito cuáles de ellos se han apartado de la disciplina de partido, a efectos de su calificación como tránsfugas".

Más información