Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El glamour sin retoques de Michel Comte se exhibe en Málaga

La Térmica muestra 40 retratos de superestrellas de los 80 y los 90 del fotógrafo suizo

Una mujer mira el retrato de Naomi Campbell, de Comte. Ampliar foto
Una mujer mira el retrato de Naomi Campbell, de Comte.

A Michel Comte, uno de los grandes fotógrafos contemporáneos de la moda y la publicidad, no le gustan los retoques en las instantáneas ni el maquillaje profesional y siempre trabaja en analógico, nada de digital. Cuanta más química tiene con su modelo, mejor es el retrato, y eso se percibe en las imágenes que tomó de sus amigas Geraldine Chaplin o Sofía Loren. No solo de ellas. Por delante de su objetivo han pasado Isabella Rossellini, Jeremy Irons, Naomi Campbell, Sharon Stone o Louise Bourgeois. Una auténtica constelación de estrellas del cine, la música, el arte y la moda.

El centro cultural La Térmica de Málaga exhibe en su nueva exposición temporal, inédita en España, 40 retratos de Comte (Zúrich, 1954) de las décadas de los 80 y los 90. El montaje incluye instantáneas realizadas para campañas de moda, de publicidad y reportajes. El fotógrafo ha colaborado durante tres décadas con publicaciones como Vogue y Vanity Fair y con firmas como Dolce & Gabbana. También hay desnudos, entre ellos, dos de Carla Bruni y uno de una sensual Sharon Stone, que en otra imagen aparece traviesa en una bañera. Demi Moore posó para el suizo en 1993, semidesnuda y con pose de boxeo, para Vogue Italia.

“No es solo un fotógrafo de moda, lo mejor son sus retratos”, ha subrayado este jueves en Málaga Suzzane Speich, directora del archivo de Michel Comte. Así se llama la exposición, Retratos, y estará abierta al público desde este viernes hasta el próximo 14 de mayo. Para intentar transmitir la espontaneidad con la que el artista plasma la escena que tiene frente al objetivo, Speich ha remitido a una secuencia de fotos tomadas en el Ritz de París. En una de ellas, Geraldine Chaplin juega a que se cae sobre la barandilla del balcón de una habitación. En otra, una sexy Claudia Schiffer mira a la cámara recostada sobre un sofá.

Sting ha posado para Comte desnudo, sentado en el suelo en posición fetal. Además de Bruni y Chaplin, uno de los rostros más habituales en la muestra es el de Naomi Campbell. Miles Davis abraza una trompeta en una de las fotografías y un irreverente Jean Paul Gaultier saca la lengua de perfil en otra de las imágenes. La exposición también muestra a una explosiva Tina Turner y a un serio Jeremy Irons, con monóculo y cigarrillo en los labios, un elemento recurrente en muchas de las instantáneas. Entre tanta cara conocida se cuela una fotografía del caballo de la maquilladora artística profesional Bobbi Brown.

Comte es un fotógrafo autodidacta, descubierto en París por el diseñador Karl Lagerfeld. Sus retratos son potentes y su intención no se limita al físico, ya que el artista pretende captar el mundo interior del modelo. Con 62 años, sigue colaborando con Vogue en Italia y en Japón, aunque está centrado en una nueva faceta como director de cine, ha explicado Speich. Reside en Los Ángeles y prepara su segunda película tras The girl from Nagasaki, una adaptación de la ópera de Puccini Madama Butterfly presentada en el Festival de Sundance 2014.

La de La Térmica es la primera muestra antológica de Comte en España. Su trabajo se ha exhibido antes en Milán, Viena y Zúrich. Aunque su trabajo está unido principalmente al mundo de la moda y la publicidad, en el que está muy cotizado, ha colaborado desinteresadamente con organizaciones como Cruz Roja con reportajes sobre Afganistán, Haití o Bosnia.

Más información