Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Arxiu Històric cumple cien años

El centro, situado en la Casa de l'Ardiaca, programa en 2017 actividades, jornadas y un congreso sobre la prensa diaria en Barcelona desde hace tres siglos

Algunos de los primeros diarios publicados en Barcelona que se conservan en el AHCB.
Algunos de los primeros diarios publicados en Barcelona que se conservan en el AHCB.

Si alguien quiere estudiar la historia medieval y moderna de Barcelona tiene que pasar obligatoriamente por el Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona (AHCB) con un fondo único de gran valor, como 142.00 libros de los siglos XV y XXI, más de 14.000 títulos de publicaciones periódicas, además de 243 fondos y colecciones documentales desde el siglo IX hasta la actualidad y 900 testimonios orales de protagonistas de la guerra civil y del franquismo. Este archivo cumple en 2017 sus primeros 100 años de vida y lo quiere celebrar con un extenso programa de actividades tal y como se presentó ayer en la casa de L’Ardiaca, sede del centro desde 1922, situada sobre la muralla romana, frente a la catedral de Barcelona.

Durante el acto, que contó con la participación del primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, el comisionado de la Memoria, Ricard Vinyes calificó al AHCB como “una estructura de transmisión”, más que “un depósito ordenado y bien clasificado asociado a una visión vieja y esotérica”.

Los primeros diarios publicados en la ciudad, como el Diari Català, de 1879; libros vitales para Barcelona, como los de privilegios, entre ellos, el Llibre Verd, con algunas de las mejores miniaturas góticas catalanas; manuscritos con ejemplares como los Comentaris de Marquilles de 1448, los libros de actas de los órganos de gobierno de la ciudad desde 1301 o los que recogen los acuerdos de la Taula de Canvi, el primer banco público de Europa, creado en 1401. Todos forman parte del rico fondo de este archivo que sin embargo es conocido por su hemeroteca que todos los historiadores.

Durante 2017 se han programado una serie de actos y jornadas que mezclan el carácter lúdico, como un mapping que se proyectará en su fachada la semana que viene en el festival Llum BCN; la presentación de un CD con música de partituras que se conservan en el archivo, muchas inéditas; un recital de poesía también con fondos de autores que custodia el AHCB y un taller de caligrafía histórica en el que se explicará cómo se iluminaban los pergaminos. Entre los de divulgación, jornadas de puertas abiertas, otra en la que investigadores y usuarios explicarán su experiencia y otra dedicada al taller de restauración por donde pasan los documentos con patologías, además de la exposición sobre el Arxiu (a partir de abril comisariada por Sebastià Riera, uno de sus directores) o la primera publicación monográfica sobre L’Ardiaca. Entre las científicas, una jornada en el que se le rinde homenaje al creador del archivo Agustí Duran i Sanpere y un congreso sobre la historia de la prensa diaria de Barcelona, desde 1792, año en el que se apareció Diario de Barcelona al que se le dedica ya una exposición hasta el 31 de marzo en la planta baja de L’Ardiaca.