Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona conmemora los 25 años de los Juegos Olímpicos sin presupuesto

Tensión entre BComú y el PSC para ver quién capitaliza los actos de celebración del evento

Un saltador se entrena antes del inicio de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.
Un saltador se entrena antes del inicio de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

“En estos momentos no podemos precisar cuánto dinero destinaremos a conmemorar el 25 aniversario de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 1992”. Así de impreciso se ha mostrado este viernes por la  mañana el comisionado de deportes del Ayuntamiento de Barcelona, David Escudé, en la presentación de los actos de conmemoración del acontecimiento deportivo. Escudé, además, no ha querido detallar qué eventos se llevarán a cabo en la ciudad (“son sorpresa”, ha dicho), más allá de la colocación de lonas conmemorativas y actos donde “la sociedad civil tendrá mucho que ver”. Fuentes cercanas a la organización del aniversario aseguran que el 25 de julio, el día de la ceremonia de inauguración, se celebrará una fiesta que servirá de homenaje a los voluntarios que hicieron posible los “mejores juegos olímpicos de la historia”.

En 2012, el 20 aniversario de los juegos coincidió con el primer gobierno convergente del Ayuntamiento de Barcelona. 37 deportistas y personalidades recorrieron la ciudad con una antorcha para recordar la fecha. La marcha comenzó con Pasqual Maragall encendiendo la antorcha y entregándosela al baloncestista Juan Antonio San Epifanio, Epi. Con Xavier Trias en la alcaldía, la celebración no fue mucho más allá.

Este 2017 se cumple un cuarto de siglo del acontecimiento que cambió Barcelona pero todo apunta a que el Consistorio no tirará la casa por la ventana. Fuentes de la coalición de gobierno entre BComú y PSC aseguran que la efeméride ha provocado tensiones entre ambas formaciones. Algunos apuntan a que los socialistas querían, de algún modo, monopolizar la celebración y capitalizarla como si se tratara de “casi” el primer acto de precampaña electoral con vistas a los próximos comicios municipales.

Pasqual Maragall durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.
Pasqual Maragall durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Por otro lado, BComú estaba de acuerdo en conmemorar el aniversario, pero incluyendo luces y sombras de lo que supuso para Barcelona aquel acontecimiento. A la vez, el equipo de gobierno temía que desde la CUP se dañara la imagen haciendo algún tipo de performance como la que protagonizó el concejal Josep Garganté lanzando billetes falsos para protestar por el debate sobre la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno.

El PSC hizo un tímido intento de monopolizar los actos de conmemoración pero, al final, ambas formaciones apostaron por acordar un programa donde se cubrieran las necesidades deportivas de entidades y asociaciones y no tantos eventos puramente festivos.

Durante la mañana de este viernes ha tenido lugar el inicio de los actos conmemorativos. El Saló de Cent ha sido el espacio de reunión de diferentes personalidades, antiguos concejales, miembros de comités olímpicos, miembros de la sociedad civil… Ha habido que lamentar la ausencia de Pasqual Maragall que no ha podido participar en el acto que ha conducido la periodista Olga Viza.

Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), lleva la antorcha olímpica de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.
Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), lleva la antorcha olímpica de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

La alcaldesa, Ada Colau, ha destacado el legado de los Juegos: “Una ciudad comprometida con el trabajo en equipo, justa y sostenible que garantiza la igualdad de oportunidades”. La edil ha destacado que este 2017 debe ser “un año de recuerdo abierto y participativo del que todo el mundo pueda formar parte”.

El teniente alcalde de Derechos de Ciudadanía y Transparencia, Jaume Asens, ha sido más crítico. Asens ha constatado que el acontecimiento permitió a la ciudad “reconciliarse con el mar y recuperar la montaña de Montjuïc”. El teniente de alcalde ha anunciado que “casi todos los grupos” apuestan por mantener el recuerdo y ha reivindicado la Olimpiada Popular de 1936 criticando el papel del Comité Olímpico Internacional (COI), que “en 1931 no permitió los Juegos Olímpicos en Barcelona porque se acababa de proclamar la República y se los dio a la Alemania nazi”. Asens ha recordado al alcalde Maragall y al presidente de la Generalitat Lluis Companys en su discurso. 

El 25 de julio de 1992 se inauguraron los Juegos Olímpicos. Barcelona decía HOLA (en mayúsculas) al mundo. Fue un momento de inflexión en la ciudad y una proyección de futuro. En las bodas de plata del acontecimiento deportivo la ciudad potenciará el deporte, dará a conocer los espacios y programas deportivos y debatirá sobre los retos de futuro de los grandes acontecimientos deportivos. El comisionado de deportes ha asegurado que “el programa está en continua evolución y a aquellas asociaciones que decidan hacer actividades les daremos todo el apoyo”.