Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La concejal de Tetuán inicia el cambio por su cuenta del nombre de tres calles

Firma un decreto, en contra de la opinión del comisionado, para cambiar la nomenclatura de General Varela, General Moscardó y Comandante Zorita

La concejal presidenta del distrito de Tetuán, Montserrat Galcerán
La concejal presidenta del distrito de Tetuán, Montserrat Galcerán

La concejal presidenta del distrito de Tetuán, Montserrat Galcerán, ha emitido tres decretos para que las calles con nomenclatura franquista del General Moscardó, General Varela y Comandante Zorita reciban tres nombres distintos a los que proponía para ellas el comisionado de Memoria Histórica.

En concreto, la concejal ha aprobado tres decretos por los que se inicia el expediente para que la calle del Gneral Moscardó pase a llamarse Berta Cáceres, la del general Varela reciba el nombre de Antonio Augusto de Seixas y la de Aviador Zorita pase a honrar la memoria de la actriz Amparo Baró. Berta Cáceres era una líder indígena hondureña asesinada en 2016, mientras que Augusto de Seixas fue un militar portugués que salvó la vida a cientos de refugiados de la Guerra Civil.

La edil de Ahora Madrid, que ha mostrado en varias ocasiones discrepancias con decisiones del equipo de Gobierno de Manuela Carmena como el derribo del taller de Artillería de Chamberí y que pertenece a Ganemos, desoye de este modo las recomendaciones del comisionado dirigido por la socialista Paca Sauquillo, que tiene la encomienda del equipo de Gobierno municipal de adaptar el callejero de Madrid a la ley de Memoria Histórica.

En su informe presentado en julio ante el pleno municipal por el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, el comisionado ya proponía cambiar el nombre de estas tres calles, pero con unas nomenclaturas distintas a las que la concejal del distrito de Tetuán ha propuesto, según denuncian desde el PSOE.

Si el comisionado proponía cambiar la calle del Comandante Zorita por la Calle de Aviador Zorita que es el mismo personaje y que, aunque participó en la Guerra Civil, debe su notoriedad a sus posteriores logros como aviador, en su decreto -del que dio cuenta en el pleno de distrito de ayer- Montserrat Galcerán propone asignarle el nombre de la actriz fallecida Amparo Baró.

Del mismo modo, la concejal de Tetuán ha iniciado los trámites para asignar a la calle del General Moscardó el nombre de Berta Cáceres, cuando el comisionado de Memoria Histórica había propuesto dedicarla a Edgar Neville, escritor y cineasta.

Por último, el comisionado proponía cambiar el nombre de la calle del General Varela por la calle de Carlos Morla Lynch, un diplomático a cargo de la Embajada de Chile en Madrid que dio refugio a más de 1.000 personas.Sin embargo, la edil Montserrat Galcerán ha iniciado los trámites para dedicarla a Antonio Augusto de Seixas.

Este trámite de la concejal de Tetuán se ha iniciado antes de que entre en vigor la modificación de la normativa municipal para que los cambios en las nomenclaturas de las calles relacionadas con la memoria histórica tengan que ser aprobadas por la mayoría del pleno y no baste con la luz verde del equipo de Manuela Carmena.

La modificación de esta normativa está en proceso de exposición pública, después de su aprobación en la Junta de Gobierno del pasado 12 de enero. En un comunicado, el PSOE de Tetuán ha denunciado que "Galcerán actúa unilateralmente rechazando las recomendaciones del órgano creado por el Gobierno de Manuela Carmena con el apoyo del grupo socialista".

Según la portavoz socialista en materia de Cultura,  Mar Espinar, Galcerán ha decidido "unilateralmente" establecer esos cambios, "sin tener en cuenta al Comisionado, puesto por la alcaldesa y donde tienen representación todos los partidos". Además, Espinar ha señalado que "en breve" se aprobará una ordenanza por la que se eliminan las competencias a las Juntas Municipales en el  cambio de calles y se establece "que sea el Pleno" quien lo ejecute, "para evitar mayores conflictos".

Cuando entre en vigor, las propuestas del Comisionado han de ser remitidas a las Juntas de Distrito para su aprobación antes de someterlas a la decisión del pleno en el Ayuntamiento, mientras que ahora la edil solo tiene que dar cuenta al pleno de su decisión (ya lo hizo ayer).

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, dijo el pasado 12 de enero que hasta que no esté en vigor el cambio normativo no se aprobarían las modificaciones de calles propuestas por el comisionado de Memoria Histórica.

El organismo se creó tras las críticas unánimes de la oposición por la actuación de la delegada de Cultura, Celia Mayer, que llevaron a la alcaldesa, Manuela Carmena, a quitarle a su edil las competencias de memoria histórica.

De ese modo, se creó el comisionado con el apoyo de todos los grupos municipales y dirigido por la socialista Paca Sahuquillo, que nacía con el objetivo de adaptar la nomenclatura de las calles de Madrid a la ley de Memoria Histórica.

Ya con  las recomendaciones de ese comisionado, el pleno municipal acordó -con el voto en contra del PP- retirar las distinciones honoríficas concedidas al expresidente Carlos Arias Navarro, la Organización Juvenil Española (OJE) o la Sección Femenina, entre otras personalidades y organizaciones relacionadas con el Franquismo.

Además, ese organismo entregó un informe al Ayuntamiento en el que sugería cambiar el nombre de 27 calles o plazas que cambiarían sus actuales denominaciones, entre ellas las que ahora pretende cambiar la concejal presidenta del distrito de Tetuán, y del que Mauricio Valiente informó al pleno.