Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado un feto de unos siete meses en una planta de basuras coruñesa

La Guardia Civil investiga el origen del cadáver de sexo femenino. En 2007, en la misma planta del municipio de Lousame, apareció una pierna de varón

Operarios trabajando en el lugar donde fue hallado el cuerpo del feto este martes. Efe

Las trabajadoras de la planta de basuras de Lousame, en la provincia de A Coruña, han encontrado esta tarde un feto de siete meses de gestación mientras clasificaban residuos. La alcaldesa del municipio, Teresa Villaverde, ha explicado que el macabro hallazgo ha tenido lugar en torno a las cuatro de la tarde, y desde entonces la Guardia Civil y el juzgado se encuentran trabajando para identificar la zona de origen del cadáver. Los contenedores de basura que procesa esta planta gestionada por FCC son los de los ayuntamientos de Lousame, Carnota, Muros, Pontecesures, Porto do Son, Ames, Brión, Rois y Noia, un territorio que suma unos 80.000 habitantes.

En el levantamiento del diminuto cuerpo se ha comprobado que se trata de un cadaver de niña. La autopsia buscará determinar mañana si la criatura nació viva o si es el resultado de un aborto y cuánto tiempo ha pasado desde que este se produjo. Las trabajadoras se lo toparon en la cinta transportadora, igual que en marzo de 2007, en esta misma planta del lugar de Servia, otra empleada se encontró el primer fragmento de una misteriosa pierna humana de la que luego fueron localizándose más partes.

Los cortes de aquella pierna de varón, en buen estado de conservación, eran poco limpios. Un alcalde de la comarca llegó a revelar a la prensa que parecían hechos con un machete, aunque la Guardia Civil no podía confirmar que se tratase de un descuartizamiento o que la extremidad tuviese otra explicación lejos del crimen. También en aquella ocasión los agentes abrieron una investigación que llevó a hacer pruebas de ADN a familiares de un joven desaparecido hacía tres años en Ames, Fernando Caldas. Efectivamente, se llegó a saber que el camión que había transportado parte de un muslo y una cadera, además de una pierna masculina desde la rodilla hasta el pie, todavía con el calcetín, había hecho la ruta entre Ames y Brión. Pero las pruebas de ADN no dieron resultado positivo.

Más información