Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid exhibe sus joyas rurales en Fitur

El ecoturismo, la Batalla del Jarama y el Día Mundial del Orgullo, que este año se celebra en la capital, sirven como reclamo

Imagen del Castillo de Manzanares El Real en el stand de la Comunidad de Madrid en Fitur.
Imagen del Castillo de Manzanares El Real en el stand de la Comunidad de Madrid en Fitur.

“Madrid tiene muchos rincones desconocidos, aunque solo hace falta una hora en coche para recorrerla”, afirma Juan Gómez, un visitante de Fitur, mientras carga con dos bolsas de tela repletas de folletos. Ha pasado todo el día en el pabellón 9 de Ifema, que concentra ocho espacios madrileños, aunque solo dos responden a municipios: Rivas y Alcalá. El resto están representados con pequeños stands en la explanada que comparten el Ayuntamiento de la capital y la Comunidad. Además de los clásicos monumentos y museos, en ellos se puede encontrar una amplia oferta ecoturista y gastronómica. La Batalla del Jarama, que este año conmemora su 80 aniversario, y el colectivo LGTB, que en 2017 celebra en la capital el Día Mundial del Orgullo, son otros de los reclamos.

El epicentro del recinto cuenta con un enorme escenario de color blanco por el que, desde el miércoles y hasta el domingo, desfilan representantes institucionales. El modelo funciona: en 2015, más de 11 millones de personas visitaron la Comunidad y se espera batir un nuevo récord con las cifras del año pasado. El reto en Fitur se centra en que los turistas, además de los tradicionales Puerta del Sol, Museo del Prado o Palacio Real, descubran auténticas joyas enmarcadas en zonas rurales, como la fortaleza de Villarejo de Salvanés (siglo XIII), el castillo de Manzanares El Real (siglo XV) o el castillo de Coracera, construido por Don Álvaro de Luna en San Martín de Valdeiglesias en 1434. Los expertos del sector, que representa el 7% del PIB madrileño, señalan que los viajeros apuestan cada vez más por destinos sostenibles y que están dispuestos a pagar mayores cantidades económicas por servicios que respeten la ecología.

Los planes alternativos al Madrid monumental comienzan a mirar hacia la montaña, donde la oferta crece cada año. Es el caso de la Sierra Norte, conformada por 42 municipios, la mayoría pequeños pueblos donde apenas vive un puñado de ciudadanos (tres en el caso de La Hiruela, un paraíso natural enclavado en la reserva de la biosfera de la Sierra del Rincón). Franco Nash, informador turístico en el stand, explica que esta es "una zona virgen, muy poco explotada, con siete embalses y un bello paisaje, idóneo para realizar senderismo, ciclismo o esquí". Además, la Sierra Norte ofrece una alta oferta en agroturismo, alojamientos que programan actividades relacionadas con la agricultura y la ganadería, como ordeñar vacas o pasear en burro.

Un paseo por la sierra

La Sierra de Guadarrama (13 municipios) es otra ventana a la naturaleza. Tiene la fortuna de albergar un parque nacional, en el que se incluye el Parque Natural de Peñalara. "En los últimos años la gente pide rutas, por eso hemos dispuesto una red de caminos, como el que lleva a Santiago o el de la ascensión a La Najarra", explica Juan Pablo Cantalejo, técnico de turismo. Menos conocida es la Sierra Oeste, integrada por 12 pueblos como Cenicientos, Villamanta o Pelayos de la Presa. "Es la paz de Madrid. Si se busca relax, este es el sitio al que hay que acudir", asegura Almudena Mateo mientras enseña unos folletos con posibles hospedajes.

Flores silvestre de lavanda en los montes de la Sierra Norte de Madrid. ampliar foto
Flores silvestre de lavanda en los montes de la Sierra Norte de Madrid.

Al sureste de Madrid se encuentra Chinchón. Su Plaza Mayor fue declarada cuarta maravilla material de la Comunidad y en ella, el 25 y 26 de febrero, se celebrará un mercado medieval con artesanía, cetrería y malabares. El pueblo se traslada al siglo XV y simula la llegada de los Reyes Católicos. Otra fecha de interés es la del Sábado Santo, cuando tiene lugar una representación viviente de la Pasión de Cristo en la que intervienen más de 250 vecinos. A escasos 5 kilómetros aparece Colmenar de la Oreja (8.500 habitantes), que vende en Fitur sus ocho bodegas y el museo de Ulpiano Checa, un pintor y escultor local del siglo XIX. Destaca su rica gastronomía, como las patatas chulas (confitadas en aceite y aliñadas con ajo y perejil) o la carne en desarreglo (ternera guisada con vino blanco, ajo y tomate). “Es para chuparse los dedos", confirma Narciso Figueroa, dueño de uno de los restaurantes de la localidad.

Los chefs Óscar Reguilón e Iván Plademunt preparan una degustación en el stand de Alcalá. ampliar foto
Los chefs Óscar Reguilón e Iván Plademunt preparan una degustación en el stand de Alcalá.

En el stand de Alcalá de Henares, una de las tres ciudades patrimonio en la región (junto a San Lorenzo de El Escorial y Aranjuez), el protagonista ha sido el cardenal Cisneros, que murió hace 500 años. El Ayuntamiento ha presentado una app y ha organizado una ruta que recorre los lugares en los que tuvo incidencia el clérigo que moldeó la localidad. Buena parte de sus actos en Fitur han girado en torno a la gastronomía, que celebra su semana grande del 30 de enero al 5 de febrero. "Tenemos platos de Cisneros en nuestra carta", se felicita Miguel Sánchez, propietario del restaurante La Casa Vieja. Otros chefs, como Óscar Reguilón, de Ki-Jote, o Iván Plademunt, cuyo apellido da nombre a su local, también han fusionado la cocina de vanguardia con la tradición, como han dejado patente en las degustaciones culinarias de estos días.

Si el visitante prefiere un plan más religioso, también lo tiene. Navalcarnero ofrece cada domingo una ruta por sus tres ermitas y la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción (siglo XVI). Durante el paseo se puede disfrutar del trampantojo, una técnica pictórica del barroco que intenta engañar la vista y que ha tenido poca incidencia en España. En su stand, Patricia Campos, guía turística, recuerda que Navalcarnero cuenta con una denominación de origen en vinos, alberga una gran historia (aquí contrajo matrimonio Felipe IV con su segunda esposa, su sobrina Mariana de Austria) y dispone de platos tan apetecibles como los bollitos de aceite o la olla del segador, una variedad del cocido madrileño con arroz y hierbabuena "con mucho cuerpo porque era lo único que comía el labriego".

Figurantes ataviados de milicianos en el stand de la Batalla del Jarama en Fitur. ampliar foto
Figurantes ataviados de milicianos en el stand de la Batalla del Jarama en Fitur.

Los amantes de la historia tienen una cita ineludible con la Batalla del Jarama. En 2017 se cumplen 80 años de uno de los combates más atroces de la Guerra Civil y la efeméride ha unido a los cuatro Ayuntamientos (Arganda, Morata de Tajuña, Rivas y San Martín de la Vega) en cuyo término se desarrollaron las hostilidades. Han conformado un mapa con las rutas y los principales puntos de interés. Desde 2013, la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad protege los restos de la confrontación y ahora estos se han convertido en un espacio de culto. “Hay un nicho de mercado muy importante con este tema y ya son varios grupos de Canadá y otros lugares del mundo los que han preguntado para venir”, reconoce Adrián Rodríguez, técnico de turismo, mientras unos figurantes ataviados como milicianos empuñan sus fusiles.

La capital, sede del World Pride 2017

En Fitur, Madrid ha hecho un guiño a dos de sus iconos turísticos, la Plaza Mayor, que en 2017 celebra su IV Centenario, y el mirador virtual del Faro de Moncloa, desde donde se podrá experimentar las diferentes vistas en 360 grados que ofrece la atracción. El viernes, durante el Día de Madrid, la alcaldesa, Manuela Carmena, destacó la próxima apertura de dos nuevos museos: el de las Colecciones Reales, y otro municipal, el del Capricho, concebido como homenaje a las mujeres del siglo XVIII. Sin embargo, el evento estrella ha sido el World Pride 2017, la fiesta del Orgullo mundial, que se celebrará desde el 23 de junio al 2 de julio. Carmena prevé que más de tres millones de personas visiten la ciudad durante el evento.

Más información