Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La torre Caleido de 36 plantas será el quinto rascacielos del norte de Madrid

Villar Mir, junto a la alcaldesa Carmena, presenta la nueva construcción que albergará el Instituto de Empresa

Recreación de Caleido, la nueva torre del norte de la Castellana, en Madrid. INMOBILIARIA ESPACIO

El presidente de la Inmobiliaria Espacio, Juan Villar Mir, presentó ayer el proyecto para la quinta torre de la Castellana, que albergará el primer campus en altura de la ciudad y contará con 36 plantas. Lo hizo en un acto en el que también estuvieron presentes la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Ahora Madrid), y el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. El nuevo rascacielos, ideado por el estudio Fenwick Iribarren y Serrano-Suñer Arquitectura, se proyectará en Madrid junto al complejo conocido como Cuatro Torres, y será la sede de la escuela de negocios IE University.

La construcción de la quinta torre, bautizada como Caleido, costará 84 millones de euros. El edificio, proyectado en el paseo de la Castellana 259, albergará un campus universitario del Instituto de Empresa (IE), una clínica médica del grupo Quirón especializada en medicina preventiva y del deporte, un área comercial y una zona verde. El proyecto, presentado ayer en la planta 42 del colindante edificio Torre Espacio, creará 1.559 puestos de trabajo durante su construcción y otros 3.992 durante su explotación, según el promotor. Con una altura de 181 metros será la torre más baja del complejo.

“Es un proyecto educativo extraordinario”, señaló la alcaldesa Manuela Carmena. El IE Business School, fundado en 1973 como Instituto de Empresa, es una de las principales escuelas de negocios del mundo. La entidad anunció en marzo del año pasado que había alcanzado un acuerdo para alquilar la mayor parte de la superficie de la futura quinta torre, “el primer campus madrileño vertical”, afirmó Carmena, con una superficie de 50.000 metros cuadrados y con capacidad para hasta 6.000 alumnos. En virtud del contrato de arrendamiento, la escuela de negocios ocupará el inmueble a partir de 2019 durante un periodo de veinte años, prorrogable por otros 55.

La inversión total, incluyendo costes de edificación, urbanización de la parcela destinada a zona verde, tasas y canon, superará los 300 millones de euros. El concejal de desarrollo urbano, José Manuel Calvo, añadió que desde su llegada al Consistorio se propusieron dar solución a todas las grandes medidas urbanísticas paralizadas como la de Canalejas o la del Calderón: “Empezamos a dar salida a Madrid Puerta Norte”. El proyecto conectará peatonalmente la zona de la Castellana con el eje Monforte de Lemos, parque Norte y parque de los Pinos.

Villar Mir se hizo con la construcción de este rascacielos en abril de 2015 a través de un concurso público promovido por el Ayuntamiento de Madrid. Según lo establecido por el Consistorio, el inmueble debe destinar gran parte de su superficie a uso sanitario o educativo, ya que la parcela debe tener un uso dotacional. Los terrenos, propiedad del Ayuntamiento, se han cedido para su explotación a la compañía Torre Vida S.A.U. durante 75 años por un canon anual de cuatro millones de euros, la oferta más alta de las cuatro empresas que se presentaron al concurso público.

Sostenibilidad y eficiencia energética

El propósito del diseño del edificio es conseguir el certificado LEED (Líder en Eficiencia Energética y Diseño Sostenible). Con este título, Caleido pretende ser un edificio de referencia energética, protección del medio ambiente y confort de los usuarios. Para ello, asegura que contará con aparcamientos para vehículos no contaminantes, 20.000 metros cuadrados de jardines, sanitarios de bajo consumo, aprovechamiento del agua de la lluvia, iluminación de alta eficiencia, climatización eficiente, uso de materiales reciclados o de origen regional, 47 metros cuadrados para almacenar materiales para su posterior reciclaje y un plan de gestión de residuos.

Deberá contar con un plan de calidad ambiental interior que ha de incluir un sistema de ventilación del edificio un 30% superior al nivel requerido, un 75% de espacios con luz natural y un 90% de usuarios con visión al exterior y uso de materiales que cumplan con la normativa y limiten las emisiones contaminantes.

El Consistorio estudiará en coordinación con la EMT y el Consorcio Regional de Transportes el refuerzo y las posibles mejores de las líneas que confluyen en la zona, ante el previsto aumento de actividad en el área con el nuevo edificio.

Alberto Ruiz Gallardón (PP) reservó durante su mandato una parcela de 66.972 metros cuadrados para levantar allí un Centro de Convenciones de referencia. Estaba previsto dedicar 33.325 metros de superficie al citado centro y otros 33.647 para una zona verde anexa. La burbuja inmobiliaria y los problemas financieros que acarreó impidieron su desarrollo, pese a que las obras ya habían comenzado. La alcaldesa que sucedió a Gallardón, Ana Botella (PP), sacó después a concurso la cesión de este terreno, que debía tener un uso de índole social o educativo.

La inmobiliaria Espacio, filial de Villar Mir, fue la que se adjudicó el suelo tras llegar a un acuerdo con el fondo Suizo Corestate para desarrollar la quinta torre en septiembre de 2015. Las diferencias en la estrategia del proyecto llevaron a disolver la sociedad entre ambas empresas el pasado mes de diciembre. El grupo de Villar Mir entró el pasado septiembre en negociaciones con el grupo inmobiliario Socimi Hispania para asociarse en el desarrollo del edificio.

La presentación del nuevo proyecto del grupo Villar en la Castellana se produce un año después de vender el rascacielos que poseía en el complejo: Torre Espacio. El edificio, que alberga la sede de la mayoría de empresas del grupo presidido por Juan Miguel Villar Mir, fue vendido en noviembre de 2015 al grupo filipino Emperador por 558 millones.

Más información