Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña vuelve a batir récord con 1.050 trasplantes en 2016

La donación de cadáver crece un 23% y supera la barrera de los 300 donantes

Operación de un trasplante de hígado en un hospital
Operación de un trasplante de hígado en un hospital

Cataluña ha vuelto a batir su propio récord al realizar 1.050 trasplantes en 2016. El año pasado, la comunidad atravesó por primera vez la barrera psicológica del millar de intervenciones y se puso a la cabeza a nivel internacional con 135 trasplantes por millón de personas. Además, la sanidad catalana también ha remontado su punto débil, la donación de órganos de cadáveres, pasando de una tasa de 29 a 41,9 donaciones por cada millón de habitantes en sólo tres años.

Con 706 trasplantes renales, 167 hepáticos, 55 cardíacos, 73 pulmonares y 14 de páncreas, Cataluña superó su propio récord en 2016, realizando un 6,3% de intervenciones más que el año anterior. Con estas cifras, la comunidad supera la tasa española, que ronda los 107 trasplantes por millón de personas, y deja atrás la estadounidense (98) y la europea (65). Vall d'Hebron, Clínic y Bellvitge son los tres hospitales que acumulan el grueso de las intervenciones.

Donaciones y trasplantes en 2016

460 donantes. 210 de muerte encefálica, 105 de muerte en asistolia y 145 donantes vivos. Hay un 23% más de donantes cadáver que en 2015.

1.050 trasplantes. 706 de riñón, 167 de hígado, 55 de corazón, 73 de pulmón y 14 de páncreas.

Vall d'Hebron es el hospital que más trasplantes ha hecho. Lo siguen el Clínic, Bellvitge y la Fundación Puigvert.

Lista de espera. 1.301 personas aguardan un trasplante en Cataluña.

Donación de tejidos. Se obtuvieron 2.282 tejidos (musculo-esqueléticos, válvulas, vasos, piel y córneas) de 1.444 donantes.

Médula ósea. 37.875 personas están inscritas en el Registro de Donantes de Médula Ósea.

Pero además de mantener el éxito de los trasplantes, el Departamento de Salud celebró ayer haber mejorado sus datos de donaciones, muy bajas hace poco más de tres años. Cataluña registró 460 donantes, 145 vivos y 315 cadáveres. De hecho, con 315 donaciones de órganos de personas fallecidas (una tasa de 41,9 por cada millón de habitantes), Cataluña crece un 23% respecto a 2015 en este ámbito y ya roza la tasa española (sobre 43 donaciones por millón de personas).

Según el director de la Organización Catalana de Trasplantes (OCATT), Jaume Tort, el récord de trasplantes ha sido posible gracias al aumento de las donaciones de órganos de cadáver, de manera que”se consolida una tendencia de crecimiento y mejora de las donaciones”. Los donantes de muerte encefálica fueron 210, un 12,3% más que en 2015, y los donantes de muerte en asistolia (paro cardíaco), otros 105, un 52,2% más que el año pasado. Sólo los donantes vivos han caído ligeramente este año pasado, un “efecto secundario”, según Tort, del incremento de donantes cadáver.

Tort aseguró además que el donante de accidente de tráfico apenas supone ahora el 5% y apuntó que un tercio de los donantes son ahora mayores de 70 años.

En cualquier caso, tanto el consejero de Salud, Toni Comín, como Tort advirtieron que no se conforman con estos datos. Unas 1.300 personas están en listas de espera para un trasplante.