Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Reyes Magos de las ondas

La ilusión impregna la 50ª edición de ‘Cap nen sense joguina’, de Ràdio Barcelona

Aspecto que ofrecía ayer por la noche el estand de la campaña solidaria 'Cap nen sense joguina'
Aspecto que ofrecía ayer por la noche el estand de la campaña solidaria 'Cap nen sense joguina'

Ha depositado la carta con sus peticiones y hasta se ha hecho la foto con el paje real en el trono, pero antes, ha dejado en el estand una caja casi más grande que él y también una pelota de cuero de vivos colores. “Hay niños que no tienen Reyes Magos y les hemos de ayudar porque los Reyes no pueden llegar a todos”, balbucea tímido Pau, cinco años, agarrado a su padre y ante la feliz mirada del abuelo, que ha inmortalizado con el móvil cómo prosigue el ritual familiar porque él ya venía hace más de 30 años con su hija, hoy madre de Pau: dejar un regalo la Noche de Reyes para Cap nen sense joguina, la histórica campaña solidaria que organiza Ràdio Barcelona-SER Catalunya (junto a l’Aliança del Poblenou, el Ayuntamiento de Barcelona y El Corte Inglés), y que esta pasada madrugada llegó a su medio siglo de vida.

Caja y balón engrosaron la montaña de juguetes que gente de toda edad (matrimonios jóvenes, maduros, madres con adolescentes...) y condición (de más de un vehículo de alta gama afloraron rebosantes bolsas, que contrastaba con, por ejemplo, el modesto puzle de una señora mayor) depositaban en el puesto que la radio viene habilitando frente a su histórica sede en la calle Casp de Barcelona. En común, una alegría manifiesta no exenta de una especie de timidez, de modestia, en los donantes adultos, que hacía que dejaran los regalos y marcharan con silenciosa celeridad.

Entre abecedarios de madera, juegos de plastilina o 200 disfraces (regalo de los Mossos d’Esquadra) estaba un gran barco pirata de Playmobil, figuritas herederas de los Airgam Boys con los que de pequeños jugaban los hermanos de Estopa, como recordaron en el programa especial iniciado este año a las 9 de la mañana. Lo abrió (y luego cerró, dirigiendo la subasta solidaria) Rosa Badía, junto a voces carismáticas de la emisora, pretéritas o actuales, que fueron desfilando todo el día, como Gemma Nierga, Iñaki Gabilondo, Carles Francino, Andreu Buenafuente, Josep Cuní, Antoni Bassas, Bernat Soler, Àngel Casas, Jordi Hurtado, Toni Clapés... Ayer no era día de diales distintos. La sintonía era solo una: cubrir al máximo numero de niños con el mantel de la noche mágica. “Hace 38 años que me dedico a esto, pero hoy estoy nervioso”, admitía Pitu Abril, que compartió micro a la hora de la cabalgata con Sergi Mas.

Ada Colau y Carles Puigdemont, ayer en el programa solidario de Ràdio Barcelona.
Ada Colau y Carles Puigdemont, ayer en el programa solidario de Ràdio Barcelona.

“Como ejercicio radiofónico y experiencia es espectacular: hasta ahora habíamos hecho un programa de siete horas, pero con el aniversario lo hemos llevado hasta las 20, haciendo radio en directo, sin parar; y parece cursi, pero la jornada tiene un punto mágico: está el ceremonial de la gente que viene a traer juguetes y que en parte se queda a ver un rato el programa en directo, acuden periodistas que estuvieron en la casa sin reparo y la gente de la emisora trabaja sin mirar las horas”, resumía un ufano Jaume Serra, director de contenidos de Ràdio Barcelona-SER Catalunya.

El programa radiofónico, además, funcionó como tal y desde el primer minuto, cuando tanto el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ambos invitados, dieron una de las noticias de la jornada al coincidir en afirmar que ninguno de ellos se veía como candidato a las próximas elecciones a la Generalitat.

Luego, hubo un emotivo e invisible hilo argumental durante todo el especial, a partir de las pequeñas historias de solidaridad y superación que se fueron desgranado. “No, gracias a vosotros”, se despidieron de los directivos de la emisora Carla Turró y Lurdes Lancho, que junto a Jordi Évole, se emocionaron en la Llar de Sant Josep de la Montanya con los testimonios de una niña aún con moratones bien visibles de la paliza propiciada por sus padres y que la llevó el pasado día 23 de diciembre al hospital, o el de la joven húngara de 20 años que ha empezado a trabajar como diseñadora y que vive ya en piso tutelado...

“Que cada niño sea querido y protegido”, fue el deseo para 2017 de la jovencísima Elisabeth García, que, inocente voluntaria en 2013 en el Nepal, volvió allí hace poco para desenmascarar un falso orfanato donde se producían abusos sexuales y maltratos a los niños, como explicó ante una conmovida Ariadna Oltra, que apenas una hora y media antes presentaba el Telenotícies Migdia de TV-3.

A partir de las 21 horas, el micrófono recayó de nuevo en Badía, pilotando la subasta: camiseta firmada por Messi, botas de Luis Suárez, una obra en papel de Jaume Plensa, un elepé de los Bee Gees, de los preferidos de Miquel Iceta... Badía quería superar el récord que desde 2004 ostenta un guiñol de Canal+ de George Bush, 5.000 euros que pagó Francino, como desveló ayer él mismo.

Cuando se daba paso a las conexiones eran, muchas, a allí mismo, al estand, donde se cruzaban las colas para entrar al programa y para dar juguetes. En esta última estaba el joven Javier con su esposa. No, aún no tienen hijos; no, es la primera vez que lo hacían, y luego iban a entrar al estudio Toresky. Estrenaban ilusionante tradición.