Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona prohíbe el uso de camiones durante la cabalgata

El Ayuntamiento pondrá barreras de hormigón y otros mecanismos para evitar la intrusión de vehículos

Tres participantes ensayando la cabalgata
Tres participantes ensayando la cabalgata

“La Guardia Urbana y los Mossos hemos consensuado diferentes sistemas estáticos y dinámicos a lo largo de los cinco kilómetros por donde desfilará la cabalgata. No queremos dar demasiadas pistas pero puedo anunciarles —por motivos que ya suponen— que por primera vez se restringe la circulación de vehículos de más de 3.500 kilos dentro de la ciudad”. Así de contundente anunció ayer el gerente de Seguridad y Prevención del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Samsó, el dispositivo preparado para recibir a los Reyes de Oriente.

Samsó no quiso dar detalles sobre las medidas de seguridad, pero no descartó la utilización de barreras de hormigón y “otros dispositivos” como obstáculos en algunas zonas próximas al desfile destinado al público infantil.

Como es tradición, antes de comenzar el trayecto por las calles de Barcelona, los Reyes llegarán a las 16.30 al Moll de la Fusta a bordo del pailebot Santa Eulàlia. Allí se reunirán con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que les dará la bienvenida y les dará pan y sal como símbolo de acogida y hospitalidad. También les entregará la llave mágica que abre la puerta de todos los domicilios de la capital catalana.

A las seis de la tarde empezará el desfile en la avenida Marquès de l’Argentera. Este año, los tres Reyes estrenan carrozas. La de Melchor está ambientada en un jardín de cuento presidida por una fuente. La de Gaspar, inspirada en los jardines efímeros japoneses, está compuesta de bonsais. Y la de Baltasar es un reflejo de la cultura iconográfica africana.

Los horarios previstos de paso de la primera carroza de la cabalgata son: plaza Antoni López (18.25), plaza Antoni Maura (18.45), plaza Urquinaona (19.00), plaza Cataluña (19.10) plaza Universidad (19.25), Sepúlveda con Urgell (19.45) y plaza España (20.35).

Las últimas carrozas de la comitiva serán las que repartan caramelos —unas siete toneladas—, todos aptos para celiacos. Se prevé que el último de estos vehículos llegue a las 21.30 a la avenida Rius i Taulet donde finalizará, junto a la Fuente Mágica, el desfile. La cabalgata afectará en la circulación del tráfico en las calles de la ciudad entre las 17.00 y las 21.30 en los distritos de Ciutat Vella, Eixample, Sants-Montjuïc y Sant Martí.

El Ayuntamiento de Barcelona anunció que se activará la fase de alerta del plan básico de emergencias municipal. Samsó no quiso proporcionar, “por motivos de seguridad” el número de agentes que se ocuparán de la seguridad de la cabalgata, pero manifestó que el público “que debe estar ilusionado y participando de la cabalgata” notará la presencia de los agentes y el dispositivo policial.

El Metro abrirá mañana hasta las dos de la madrugada y el Ayuntamiento de Barcelona ha pedido a los asistentes al pasacalles que se trasladen en transporte público.