Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Directores noveles y consolidados compiten por el Gaudí a mejor filme

‘La propera pell’ de Isaki Lacuesta acapara 14 de nominaciones al máximo galardón del cine en catalán

Una escena de 'La Propera Pell', de Isaki Lacuesta e Isa Campo.
Una escena de 'La Propera Pell', de Isaki Lacuesta e Isa Campo.

Dos óperas primas frente a otras dos películas con la factura de directores consolidados disputarán el Gaudí a la mejor película en enero próximo. La propera pell, la producción que explica la extraña historia de un adolescente que desaparece y reaparece al cabo de ocho años, de Isaki Lacuesta e Isa Campo es la que más ha convencido a los miembros de la Academia del Cine Catalán y ha acaparado 14 de las nominaciones en una edición —la novena— a la que se han presentado 74 producciones de las que han sido seleccionadas 32.

La de Lacuesta es una de las nominadas como mejor película, categoría en la que también está El rei borni —el encuentro entre un policía antidisturbios con un joven al que vacía un ojo de un pelotazo—, de Marc Crehuet. Dos autores ya consolidados que hacen un cine con medios frente a otras dos películas hechas con presupuestos de economía de crisis y, en los dos casos, óperas primas. Les amigues de l'Agata es en realidad el trabajo de fin de carrera de cuatro jóvenes —Laia Alabart, Alba Cros, Laura Rius y Marta Verhey— que se graduaron en 2014 en Comunicación Audiovisual por la Univesidad Pompeu Fabra.

Una de las directoras, Alba Cros, reconocía en el acto de las nominaciones que no esperaban llegar tan lejos: “la cosa empezó a crecer, la pudimos estrenar en muchas pantallas de España y ahora llegamos aquí”. Es una película “sencilla” que retrata la amistad de cuatro jóvenes. Y también se centra en un relato de relación personal Tots els camins de Déu, la ópera prima de Gemma Ferraté nominada a mejor película. Una producción modesta que se ha hecho con 75.000 euros: “el dinero lo reunimos en crowdfunding, son tres personajes y las localizaciones han sido todas exteriores. Es una película hecha con mucho esfuerzo e ilusión pero con muy pocos medios” explicaba Ferraté.

“Un ejemplo de la dicotomía que vive el cine en el que todavía las películas hechas con presupuestos bajísimos y pocos medios son bastantes y una situación, propia de la crisis que hemos sufrido, que se debería ir superando”, añadía Isona Passola, directora de la Academia del Cine Catalán.

A Monster CallsUn monstruo viene a verme— , de Juan Antonio Bayona, es otra de las producciones que acapara nominaciones para los Gaudí: 11. Entre ellas la de mejor película en lengua no catalana en la que también han sido elegidas 100 metros, de Marcel Barrena, Callback, de Carles Torras, y La mort de Louis XIV, de Albert Serra. Un Bayona contento — acapara también 12 nominaciones a los premios Goya de este año con la historia del niño que cada noche tiene la pesadilla del monstruo que le visita— subrayaba que la película “era difícil de llevar a la pantalla”. La producción se estrena esta semana en Inglaterra y Francia y ya se exhibe en cuatro cines de Estados Unidos donde se distribuirá de forma general a partir de enero. Bayona apuntaba que la carrera a los Oscar la ve lejana: “es muy difícil con una película hecha aquí aunque el trabajo esté a la altura de los mejores”. 100 metros también cuenta con 11 nominaciones, mientras que El rei borni, acumuló 8 y 7 La mort de Louis XIV.

Como Gaudí a la mejor dirección fueron nominados Albert SerraLa mort de Louis XIV— Isaki Lacuesta e Isa Campo por La propera pell; Juan Antonio Bayona por A Monster Calls, y Marc Crehuet por El rei borni. Las nominaciones como mejor protagonista femenina recayeron en Betsy Túrnez —El rei borni— Emma Suárez— La propera pell—Ruth LLopis —El rei borni— y Sílvia Pérez Cruz, por Cerca de tu casa. Y en papel masculino compiten Alain Hernández y Miki Espasbé —El rei borni— Alex Monner —La propera pell— y Eduard Fernández en El hombre de las mil caras.

Una vez más, la representación más abultada de cine es de manufactura catalana rodado en idiomas distintos al catalán, lengua en la que solo se han rodado siete películas que han optado a los Gaudí. “Está claro que el cine en catalán sigue siendo una asignatura pendiente”, se lamentaba la directora de la Academia.

Más de 12 millones

Passola espera que a partir del próximo año el cine catalán levante cabeza y cree que lo que se recaude por la tasa que graba a las operadoras de telefonía puede ayudar a ello. Según las cuentas del departamento de Cultura, en noviembre de este año la tasa audiovisual ya había recaudado 12,6 millones de euros y para el que viene las previsiones se sitúan en torno a los 11 millones. Desde la Academia también se reivindica un papel más determinante de la Televisión Catalana como aliada para la producción del cine: “Ya sabemos que está en dificultades financieras pero pedimos al gobierno catalán que sea consciente de la importancia del apoyo de la televisión”, subrayaba.

Precisamente las dificultades del sector quedan reflejadas en el vídeo de promoción de los premios Gaudí de este año: actores, actrices y directores surgen de entre las cenizas literalmente.