Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pleno aprueba ‘in extremis’ el expediente de La Peineta

El Gobierno de Cifuentes declara estar "al límite absoluto del tiempo" y sus funcionarios trabajarán a contrarreloj para que se pueda inagurar el estadio en septiembre

Obras en La Peineta, a principios de este mes. Ampliar foto
Obras en La Peineta, a principios de este mes.

El Ayuntamiento, en un pleno extraordinario que duró unos pocos minutos, aprobó este viernes la modificación puntual del área donde se levanta el estadio de La Peineta, con el fin de que el Atlético de Madrid pueda inaugurarlo en septiembre. Pero la Comunidad no recibirá la documentación hasta el martes, ya que el lunes no es laborable. A partir de ahí, el Gobierno de Cristina Cifuentes tendrá 72 horas para convocar la Comisión de Urbanismo, revisar 5.000 folios, celebrar un Consejo de Gobierno que ratifique la aprobación y publicar lo acordado en el Bocam. Si no lo logra antes del 31, el estadio no podrá inaugurarse a tiempo.

La Comunidad trabajará contrarreloj para que el expediente de la cesión de los terrenos donde se ubica La Peineta esté aprobado antes de que acabe el año. En caso de no cumplirse ese plazo, el club rojiblanco podrá exigir 200 millones de indemnización al Consistorio, en virtud de un convenio firmado entre ambos, y se pondrá en peligro que el nuevo estadio Wanda Metropolitano puda inaugurarse al principio de la próxima temporada de la Liga.

Por eso el pleno municipal aprobó este viernes las correcciones al primer expediente rechazado por la Comunidad, que el miércoles detectó "erratas" repetidas. En concreto, el Gobierno vio que el Ayuntamiento de Manuela Carmena había tramitado un documento con números inexactos, que se repetían en varias páginas y que causaban una desviación de entre el 0,1% y el 0,3% de la superficie dotacional.

Nada más obtener el visto bueno del pleno, el Ayuntamiento anunció que iba a tramitar la documentación "lo antes posible". Lo que de facto significa el próximo martes 27, ya que el lunes es festivo y el viernes por la tarde (cuando se celebró el pleno) el Consistorio seguía sin enviarlo.

Plazos ajustados para el traslado

31 de diciembre 2016. La Comunidad debe aprobar el expediente municipal sobre el cambio de la calificación de los terrenos en San Blas (de dotacional público a privado) donde se ubica La Peineta.

31 de marzo de 2017. El Ayuntamiento y el Atlético de Madrid deben cerrar el acuerdo de compra de los terrenos. Si la cesión no se formaliza antes de abril, el Consistorio indemnizará al club con 200 millones de euros.

Septiembre de 2017. Es la fecha en la que está previsto el estreno de La Peineta, que pasará a llamarse Wanda Metropolitano.

A partir de ese momento, la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, deberá convocar una Comisión Regional de Urbanismo (con 48 participantes), que tiene que ser anunciada con 72 horas de antelación. De tal manera que hasta el viernes no podría reunirse. Tras la previsible aprobación del documento en esa comisión, pasaría a ser aprobado por el Ejecutivo de Cifuentes, que deberá retrasar también el Consejo de Gobierno del martes al viernes 30. Además, los técnicos de la Comunidad tendrán que trabajar el sábado 31 para publicar el expediente en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCAM).

3.000 folios

Esta lucha contra el tiempo podría acabar en un callejón sin salida si en una de las fases intermedias los técnicos de la Comunidad detectan fallos en uno de los 3.000 folios del documento. En ese caso, la modificación de la calificación de los terrenos (de dotacional público a privado) —actualmente el suelo es del Ayuntamiento— se retrasaría, y con ella la adquisición de la parcela por parte del club. Eso obligaría al Atlético de Madrid a aplazar la inauguración del Wanda Metropolitano.

La Comunidad critica la mala gestión municipal. Según el consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, el equipo de Carmena tuvo más de 17 meses para avanzar en las tramitaciones, pero esperó hasta al último minuto para enviar el expediente (el 2 de diciembre). Además, tras recibir devuelta la documentación para su corrección, el Ayuntamiento convocó un pleno extraordinario en la tarde de este viernes, y no por la mañana, lo que habría permitido al Gobierno ganar cuatro días para aprobar el texto.

El concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo, achacó la responsabilidad de los retrasos a unos "errores de transcripción" que la Comunidad habría podido resolver sin devolver los documentos. Tildó de "chapuza" la actitud del equipo de Cifuentes y sostuvo que la Comunidad está poniendo "palos en las ruedas" para dificultar el procedimiento. El jueves, preguntado por los retrasos, alegó que las negociaciones con la Comunidad demoraron la entrega.

No obstante, desde la Comunidad niegan esta versión y sostienen que en marzo pasado todo estaba ya pactado. Afirman que el Gobierno de Ahora Madrid, vinculado a Podemos, demoró la entrega de los trámites por razones "ideológicas" y debido a la coincidencia con las elecciones generales. "Estamos al límite absoluto, pero vamos a ver si por lo menos adelantan la entrega del documento al martes por la mañana", reclamó el consejero.

Cooperativistas piden a gritos el cese del edil de Urbanismo

Varias familias de la cooperativa Metropolitan, que quiere construir 443 viviendas en la zona de las cocheras de Metro de Cuatro Caminos, pidieron este viernes a gritos desde la tribuna de invitados del pleno la dimisión del concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo.

El Ayuntamiento ha rechazado todos los proyectos presentados por los cooperativistas hasta ahora, al considerar que la construcción de las viviendas y del parque público incumple el Plan General de Ordenación Urbana.

Una treintena de personas, entre las que se incluían niños, todas representantes de las familias cooperativistas, acudieron al pleno con pancartas en las que podía leerse: "Demandar al Ayuntamiento, única salida para las familias, justicia ya". Protestaron con gritos desde la tribuna hasta que la alcaldesa, Manuela Carmena (Ahora Madrid), tuvo que intervenir para aplacar los ánimos.

El pleno del Ayuntamiento volverá a debatir el proyecto de los cooperativistas de las cocheras de Cuatro Caminos en el plazo de un mes, tras un acuerdo votado por PSOE, PP y Ciudadanos, con los votos en contra de Ahora Madrid.

Más información