Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alerta en la Comunidad Valenciana por riesgo de desbordamiento de ríos

Hay desalojos en Ontinyent, Orihuela y Torrevieja. 129 munipicios valencianos suspenden las clases

Ampliar foto
Calle anegada del centro de Orihuela. EFE

El temporal que azota desde el pasado viernes la Comunidad Valenciana ha disparado la alerta por el riesgo de desbordamiento de varios ríos. Se han producido desalojos en Orihuela, Torrevieja y Ontinyent. Y nueve municipios de la comarca de La Ribera, entre ellos Alzira, Sueca, Algemesí y Cullera están en alerta ante el aumento del caudal del Júcar. Un total de 129 municipios han suspendido las clases debido a las fuertes lluvias.

Los desalojos en Ontinyent han afectado a 30 personas y se han producido ante el desbordamiento del Clariano, que ha provocado la inundación de varias casas en la zona de la Canterería, la más próxima al río. También se ha desbordado, en el término municipal de Alberic, aunque lejos del centro urbano, la confluencia del Júcar con el Albaida.

En los nueve municipios de La Ribera, en la provincia de Valencia, se ha declarado la alerta hidrológica 0, que implica alto riesgo de inundaciones con peligro para personas y propiedades.

La factoría de Ford, en Almussafes, ha sufrido fallos eléctricos debido al temporal que han provocado la pérdida de cuatro horas de producción en el turno de noche.

Las lluvias han descargado hasta 200 litros por metro cuadrado en Valencia y Alicante, si bien la Agencia Estatal de Meteorología prevé que las precipitaciones remitan a lo largo de este lunes y que el martes sea un día mucho más tranquilo.

El temporal ha provocado cortes en ocho carreteras comarcales, además de interrumpir la línea férrea entre Xàtiva y Alcoi por la caída de un árbol. En Valencia se han desplomado también varios árboles.

A lo largo del fin de semana, el temporal ha provocado grandes problemas en la comarca alicantina de la Vega Baja. En su capital, Orihuela, el río se ha desbordado en diversos tramos del casco urbano, algo que no ocurría desde 1987, y ha obligado esta madrugada al desalojo preventivo de algunos vecinos. En esta zona fronteriza con la Región de Murcia, la Generalitat el nivel de alerta dos, lo que implica que el gobierno autonómico asume directamente la coordinación de todos los recursos y dispositivos de emergencias.

En Torrevieja, donde no llovía tanto en el mes de diciembre desde 1931, han sido desalojadas nueve viviendas.

Todos los municipios del bajo Segura han cerrado sus aulas. Lo mismo ha hecho la Universidad Miguel Hernández en todos sus campus (Orihuela, Elche y Sant Joan). Tampoco asistirán hoy a clase los alumnos de colegios e institutos en las comarcas del Baix Vinalopó, la Marina Baixa, la Marina Alta, L'Alcoià y El Comtat. En las tres últimas preocupa fundamentalmente la amenaza que suponen ramblas naturales y barrancos. En algunas localidades, como Muro d'Alcoi, se han recogido hasta 100 litros por metro cuadrado en las últimas 24 horas.

La peor cara del temporal se registró el pasado sábado, cuando una crecida de agua se cobró la vida de un hombre al ser arrastrado hacia el mar por una torrentera urbanizada situada en la cala de Finestrat. Para evitar estos accidentes, la Guardia Civil de Tráfico ha cortado hoy muchas carreteras comarcales que han quedado anegadas por el agua en Almoradí, Pilar de la Horadada, Bigastro, Orihuela, Jacarilla o El Campello. Igualmente, el cierre de la CV-754 ha dejado aislada la pequeña localidad de Quatretondeta, en El Comtat, debido al voluminoso caudal del barranco de Figueretes.

ampliar foto
El río Turia, en Valencia.