Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta achaca los malos resultados del informe PISA al nivel sociocultural de los centros

La OCDE escoge de manera aleatoria los colegios que participan en la prueba a nivel mundial

La consejera andaluza de Educación, Adelaida de la Calle, en 2015.
La consejera andaluza de Educación, Adelaida de la Calle, en 2015.

La Junta de Andalucía achaca los malos resultados obtenidos en el informe PISA —que evalúa los sistemas educativos y donde la comunidad figura a la cola— al bajo nivel socio-económico de los 54 centros andaluces elegidos para la prueba, el peor de todos los que se han presentado en España. La elección de los centros es aleatoria por parte de la OCDE, pero los centros andaluces figuran a la cola en la lista de colegios españoles donde los alumnos tienen el menor número de libros en el hogar, cuyos padres presentan un nivel educativo y un nivel de ocupación bajos, así como peores recursos en el hogar.

Los resultados de la prueba de PISA dados a conocer ayer sitúan a Andalucía en último lugar en España en ciencias, con 473 puntos, y en el penúltimo en lectura (466) y matemáticas (479).

La consejera de Educación, Adelaida de la Calle, ha dicho que supone que el sistema de selección es "aleatorio" pero que "le extraña" que todos los seleccionados tengan el índice sociocultural más bajo de los examinados. "Son cifras que llaman poderosamente la atención y que también pueden ser examinadas", ha insistido De la Calle. Cada región suministra los datos de los centros al ministerio, y este los envía a París, sede de la OCDE, que "elige de manera aleatoria los centros y luego los alumnos", ratifica un portavoz del Ministerio de Educación.

El consejero de la Presidencia y Administración Local, Manuel Jiménez Barrios, ha subrayado este argumento, sin quitar un "ápice de importancia" a los resultados, para justificar los malos resultados obtenidos por la comunidad. Según Jiménez Barrios, los parámetros utilizados ponen de manifiesto que los recursos económicos "tienen traslación" a los resultados del informe PISA. La Consejería de Educación no ha informado de si en pruebas anteriores Andalucía también figuraba a la cola en el índice socioeconómico de los colegios.

Para la oposición política, los malos resultados de Andalucía constatan el deterioro del sistema de educación actual. La portavoz parlamentaria del PP, Carmen Crespo, ha afirmado que el informe refleja el "fracaso de la política educativa de los 40 años de gobierno socialista" y también supone el "derrumbe de los castillos en el aire de Susana Díaz sobre el Estado del Bienestar". Se trata de un "informe demoledor", cuyos "perdedores son los alumnos", ha lamentado Crespo, quien ha acusado al PSOE de ser una "máquina para eliminar oportunidades" para los jóvenes andaluces.

La portavoz de Podemos en Educación, Libertad Benítez, ha dicho que la estrategia de la Junta para excusarse en que los centros educativos tienen bajo nivel socio-económico "es reconocer de facto que la política educativa como correctora de desigualdades es un fracaso y que el famoso ascensor de Susana Díaz está averiado". Benítez ha destacado que los resultados "no son un suspenso ni de los niños ni del profesorado andaluz, sino de la Junta en materia educativa".

Benítez considera que "ni los niños andaluces son menos listos que los catalanes ni el profesorado tiene menos interés que el de Galicia". "Deje de buscar excusas y culpables fuera y deje de insultar a la comunidad educativa, que ya le ha dicho alto y claro que está en contra de los recortes", le ha recriminado a De la Calle.

Mientras, el coordinador de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, ha avanzado que su grupo ha registrado una petición en la Cámara para que De la Calle, comparezca en comisión parlamentaria para un análisis "más riguroso" del informe PISA 2015. Maíllo ha censurado que la Junta achaque los malos resultados a la aplicación de la Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (Lomce), cuando esta normativa "aún no ha generado resultados ni consecuencias".

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Juan Marín, ha mostrado su "indignación" por las "excusas" del Gobierno que preside Susana Díaz, que ha calificado como "vergonzosas" por "intentar achacar los resultados del informe a la LOMCE, que está implantada por igual en todos los territorios y en cuya aplicación ha sido alumno aventajado de Mariano Rajoy".

Más información