Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cultura catalana recupera pulso, según el CoNCA

Aumenta el consumo de libros, teatro y cine, aunque se mantiene las cifras negativas de música y museos

Libería Calders de Barcelona, un sector que se ha recuperado, según el informe del Conca.
Libería Calders de Barcelona, un sector que se ha recuperado, según el informe del Conca.

Brotes verdes en la cultura. Podría ser el titular si no fuera porque ya se ha publicado en muchas veces recientemente. El caso es que los últimos indicadores muestran que ya se ha tocado fondo y que se registra una cierta tendencia a la recuperación que no se veía desde 2013, según los datos dados a conocer este jueves por Carles Duarte y Gemma Sendra, presidente y vicepresidenta por el Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (CoNCA) que contiene el ya tradicional informe Estado de la Cultura y las Artes 2016. Nexos y divergencias en la política cultural. Entre los datos más destacados: La facturación en el sector del libro ha crecido un 5,3%; la exhibición cinematográfica aumenta espectadores (8,3%), la recaudación (10,4%), las producciones (31%) y la cuota de pantalla en catalán (2,5%); el sector teatral aumenta su recaudación (18,5%).

Por el contrario, hay sectores en los que las cifras no han remontado el bache que ha supuesto la crisis. Como la música en vivo, con cifras negativas en el número de conciertos programados (4,2%), número de asistentes (4%), facturación (2,8%) unas cifras nada favorables a las que se suma la caída de la facturación de la industria discográfica que desciende a un mínimo histórico de 8,6 millones de euros (un 15,6% menos). Los museos, según el informe tampoco han remontado ya que los 115 museos y 391 colecciones vieron descender el número de visitantes en un 6,1% (en 2014) y también descendieron las actividades programadas (un 9,9%) y los que participaron en ellas (12,4%).

La mejora se produce, sin duda, por una mejora en el tema presupuestario, que también constata el informe: Después de cinco años de caída continuada, en los dos últimos años los presupuestos de ayuntamientos y diputaciones catalanas han aumentado 60 millones de euros, pasando de 822 y 882 millones, entre 2013 y 2015.

Medio plenario interino

En julio acabó el mandato de la mitad de los miembros del plenario del Conca: Carles Duarte, Gemma Sendra, Isona Passola y Pilar Parcerisas, pero siguen de forma interina hasta que se apruebe un nuevo reglamento que no se producirá hasta que salgan adelante la ley de acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat en la que se define la forma de vinculación laboral de los miembros del Conca. Duarte ya aseguró en marzo que no continuará, el resto no se ha pronunciado. “No hay crisis, porque sigue funcionando con normalidad y la prueba es este informe que presentamos”, explicó Duarte. “Se busca un nuevo régimen de vinculación para evitar que se produzcan incompatibilidades Es un disparate que una persona jubilada no pueda ser miembro del ConCA", ha afirmado Duarte, así como que personas vinculadas al mundo profesional "no pueden ser miembros del CoNCA porque ya tienen un contrato con la Generalitat".

Pese a los datos esperanzadores Duarte y Sendra señalan que los motivos de preocupación son todavía evidentes porque la crisis ha dejado un rastro de destrucción a su paso. Por ejemplo, entre 2008 y 2013 el sector cultural cerró 6.527 empresas y perdido más de 28.000 personas, además de un descenso de 1.649 millones anuales en el Valor Agregado Bruto (VAB). Pese a la disminución la cultura aportó 3.758 millones al VAB catalán en 2014, un 2% del total, situándose por encima de sectores como la agricultura, destacó Duarte, por lo que evidencia la capacidad de la cultura como motor económico.

En este sentido, Duarte y Sendra volvieron a recordar la apuesta decidida del CoNCA de reivindicar una mayor partida presupuestaria. “Es lógico que si se aporta un 2% se invierta un 2%”, dijo Duarte. En los presupuestos de este año la partida para Cultura es de solo un 0,7%, por lo que está muy lejos del índice reclamado.

Durante la presentación Sendra remarcó a ausencia de interés por todos los que no consumen cultura. “La mayoría no lo hacen por falta de recursos sociales y económicos. La brecha entre los países del sur de los del norte europeo es cada vez mayor”. En este sentido, el CoNCA trabajará en los próximos años por extender “los derechos culturales y la democratización de la cultura”.

El informe arroja un claro suspenso a la política del Departamento de Cultura. Según una encuesta realizada a los agentes culturales, la política cultural de la Generalitat solo alcanza un 4,6 de media sobre 10. La “insuficiente” financiación de la cultura (2,4) y la “falta de soporte a los nuevos creadores” (3,8), son las que menos puntuación recibe. Las más altas, siempre por debajo del 5 son la producción (4,9) y la coordinación institucional (4,7). La distancia entre los agentes culturales y el departamento de Ferran Mascarell y Santi Vila es más que evidente, ya que la percepción es que mientras que para los primeros lo fundamental es garantizar el acceso de los ciudadanos a la cultura el Departamento se han centrado en reforzar la identidad nacional, promover la internacionalización y preservar y difundir el patrimonio durante 2015.