Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bosco pintado por la tercera edad

Un taller de pintura homenajea al pintor y anima a los jubilados a tener una vejez activa

Manuel Garrido tiene 80 años y es uno de los alumnos del taller de pintura dedicado a El Bosco. Ampliar foto
Manuel Garrido tiene 80 años y es uno de los alumnos del taller de pintura dedicado a El Bosco.

Con 80 años recién cumplidos, Manuel Garrido acude con la misma alegría e ilusión que un chaval de 20 a clase. Es uno de los 14 alumnos que acuden desde el 28 de septiembre todos los miércoles, en turnos de dos horas, al taller de pintura organizado por la Obra Social La Caixa, en su sede de la calle de Arapiles, 15. En esta ocasión, el pintor al que rinden homenaje, coincidiendo con el quinto centenario de su muerte, es Jheronimus van Aken, más conocido en España como El Bosco (1450-1516), y uno de los autores más influyentes del Renacimiento.

Un lienzo, pinturas acrílicas, aguarrás inodoro y pinceles nuevos. Ese es el material que Yolanda Serpa, licenciada en Bellas Artes, y desde 2013 profesora de estos talleres, recomienda utilizar a sus alumnos para realizar un buen trabajo. Garrido, que no es la primera vez que acude a este taller, asegura que está encantado con la profesora y que su afición ha ido creciendo, tanto, que también pinta en casa. "Hay compañeros que lo hacen mejor que yo y me da envidia de la buena, pero yo he montado una habitación en mi casa para mejorar y estoy contento. Mi mujer dice que lo ocupo todo y que huele muy fuerte, pero a mis tres hijos les encantan mis cuadros", bromea. 

Los objetivos de estos talleres, de los que ya se han celebrado varias ediciones dedicadas a otros pintores, son que las personas mayores tengan una vejez activa y mantengan su autonomía para evitar su exclusión social. Además, las personas que acuden a esta actividad "no solo mejoran sus habilidades técnicas y pasan un rato agradable", según explican desde Obra Social La Caixa, sino que "también se adentran en la obra del pintor que corresponda y siguen vinculados a la actualidad". 

"El Bosco es una maravilla, es muy imaginativo y distinto a todos los demás. No hay nada difícil si lo intentas", afirma Vidal Martín, de 82 años, mientras da delicadas pinceladas a su lienzo, donde ya se vislumbran Las Tentaciones de San Antonio. Alumno aventajado porque lleva pintando toda su vida, Martín, también da clases de pintura a los mayores del centro social de la calle de Santa Engracia en Chamberí. "Para mí la pintura es vida, haciendo esto se me olvidan todos los problemas", asegura. 

El 22 de diciembre todas las obras se expondrán en el EspacioCaixa, situado en el mismo número de la calle de Arapiles. Después, los alumnos podrán llevárselas a casa. Caridad Herrera, la más veterana de la clase con 87 años, alberga con ilusión este momento. "Es un día agradable, vienen mis hijos y comentamos los cuadros juntos. A algunos incluso les da tiempo a pintar dos o tres en las nueve sesiones que tenemos", concluye Herrera. 

Detalle de una de las pinturas inspiradas en las obras de El Bosco. ampliar foto
Detalle de una de las pinturas inspiradas en las obras de El Bosco.

Más información