Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Foro Social pide a ETA su “desarme total y definitivo”

Critica a los estados español y francés por no ayudar a que ETA acelere su desarme

Andoni Ortuzar, en el medio, con Brian Currin a su derecha y Otegi a la izquierda
Andoni Ortuzar, en el medio, con Brian Currin a su derecha y Otegi a la izquierda

El Foro Social, el colectivo que reúne a entidades que impulsan la entrega de las armas por parte de ETA y el fin de la dispersión, ha emplazado hoy a ETA a "emprender un proceso de desarme" de carácter "total y definitivo" y ha criticado con dureza a los Estados español y francés, a los que ha acusado de no desear "acometer el desarme de una manera ordenada". "ETA debe emprender un proceso de desarme con la sociedad vasca, sus agentes institucionales, políticos, sindicales y sociales con un resultado: acometer un desarme de carácter total y definitivo", resalta este grupo, "y hacerlo de manera ordenada", han leído sus portavoces.

El foro, que nació a iniciativa de Bake Bidea y Lokarri -movimientos de la órbita de la izquierda abertzale- en 2013, se ha reunido en el Palacio de Aiete de San Sebastián, coincidiendo con el quinto aniversario del final de las acciones terroristas de ETA, y pocos días después de la localización de un zulo con armas de la banda. Han asistido delegaciones del PNV, EH Bildu y Podemos, además de los máximos representantes de los sindicatos ELA, LAB y UGT-Euskadi. Ha sido la primera vez que el grupo de Nagua Alba ha acudido a una cita del foro. En representación de Podemos estaba Pilar Zabala.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, acompañado por el dirigente nacionalista Joseba Aurrekoetxea, han compuesto la delegación peneuvista, mientras que EH Bildu ha asistido con Arnaldo Otegi, Peio Urizar, Maddalen Iriarte y Rufi Etxeberria, entre otros. También ha participado el abogado surafricano Brian Currin, líder del llamado Grupo Internacional de Contacto, a quien han acompañado el israelí Alberto Spektorowski y ex secretario general de la Interpol Raymond Kendall.

Ha cerrado la sesión el abogado surafricano Brian Currin, quien también ha destacado la "importancia y urgencia" del desarme de ETA, al tiempo que ha lamentado que el Gobierno, en lugar de participar de este proceso, haya apostado por "desarmar a ETA por sí mismo". A su juicio, de esa manera "se perdería el valor y el simbolismo de un desarme voluntario". Currin ha destacado que ETA también está a favor de acometer el desarme, al igual que los gobiernos vasco y navarro, que además afrontan un periodo político sin nuevas elecciones en el horizonte inmediato, lo que puede facilitar el avance del proceso.

Desarme inmediato

Esta vez el Foro no ha aludido a cuestiones como los presos de ETA o las víctimas y se ha centrado solo en la necesidad y urgencia de llevar a cabo el desarme de la organización terrorista. Tras mostrar su "incredulidad" por la "actitud obstruccionista de los gobiernos español y francés", a los que ha acusado de no desear "acometer el desarme de una manera ordenada", el Foro Social ha lamentado también la "incapacidad de los partidos para sentarse a dialogar para llegar a acuerdos". "Ante esta realidad de bloqueos múltiples, se debe acometer la fase final que debe desembocar lo antes posible en un escenario de desarme completo mediante la destrucción de los arsenales", ha sentenciado.

Desde que se impuso el reto de diseñar un proceso de desarme, en su última reunión del pasado 30 de enero, el Foro se ha reunido con los partidos vascos PNV, Podemos, EH Bildu, PSE-EE, Sortu y Ezker Anitza, además de Geroa Bai y el PSN en Navarra. Además, ha solicitado formalmente, a través de un juez, poder reunirse con el dirigente de ETA David Pla, uno de los etarras que leyó el comunicado que anunciaba el fin definitivo de la violencia, a quien el Foro considera que es "el delegado de ETA para la resolución" y que se encuentra encarcelado en París. 

Más información