Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La financiación pública de las universidades se redujo un 18% desde 2010

La Generalitat reconoce que sería "una locura" reducir más los recursos destinados a la educación superior

Estudiantes en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.
Estudiantes en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Las universidades públicas no tienen más margen de recorte. Lo advierten los rectores y lo reconoce hasta la propia Generalitat. “Es una locura, absolutamente impensable, disminuir más los recursos”, aseguró ayer el secretario de Universidades, Arcadi Navarro. Según recoge un informe de la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP), la financiación pública de las universidades catalanas públicas se redujo un 18,4% desde 2010. La Administración pasó de destinar 901,5 millones de euros a transferir 735,1 en 2015.

El año pasado, la financiación pública registró un ligero ascenso con respecto a 2014 (678,2 millones), pero está muy lejos de los presupuestos con que contaban las universidades catalanas antes de la primera oleada de recortes. “Los presupuestos son un tema clave porque tenemos que avanzar hacia conseguir una financiación como la de la OCDE [similar al 1,2% del PIB del país]. La universidad no es un coste, es una inversión de futuro”, advirtió la rectora de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Margarita Arboix. Pese a que el informe de la ACUP sitúa el gasto público en universidades alrededor del 1,2% del PIB en 2012, la rectora aseguró que, atendiendo sólo a la financiación estrictamente pública —sin contar el montante que aportan las familias—, el gasto está por debajo del 0,8% del PIB.

Arboix teme que, si se aplica una reducción las de tasas universitarias como exigió el Parlament, la Administración acabe recortando otras partidas para compensar. “Estamos a favor de una rebaja de las tasas, pero no a costa del presupuesto de la universidad”, apuntó la rectora de la UAB.

Graduados ocupados

El informe de la ACUP también recoge la inserción laboral de los titulados de la universidad catalana pública. Alrededor del 77% de los estudiantes con estudios superiores terminados estaban ocupados. Las carreras con más índice de paro son las de humanidades (el 16,4%), mientras que la mayor tasa de ocupación se registra en los estudios de ciencias de la salud (88% de ocupación) y las ingenierías y arquitecturas (86,5%).

En cuanto a los salarios que perciben los titulados que han conseguido un trabajo, el 22% de los ocupados a tiempo completo es mileurista (15.000 euros anuales o menos). El otro 40% cobra 24.000 euros al año o mes (dosmileurista) y el 37% cobra más de esos 24.000 euros. "El fenómeno del mileurismo está asociado a jornadas laborales a tiempo parcial. Así, mientras el 80% de los que trabajan a tiempo parcial son mileuristas, este porcentaje baja a un 22% entre los que trabajan a tiempo completo", reza el informe. La media de ingresos mensuales brutos de un titulado es de 1.863 euros.

Más información