Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alumnos valencianos de 0 a 3 años aumentan un 6% en un curso

La Generalitat abre escuelas infantiles públicas y aumenta un 10% las ayudas en centros privados

El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, en el inicio del curso en una escuela infantil pública de dos años de Xirivella.
El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, en el inicio del curso en una escuela infantil pública de dos años de Xirivella.

El número de niños de cero a tres años matriculados en escuelas infantiles valencianas ha aumentado un 6% respecto al año pasado, pasando de 37.441 a 39.739. El crecimiento se ha producido a pesar de la caída de la natalidad. Y ha ido en paralelo al aumento del presupuesto destinado a esta etapa por la Consejería de Educación, que la considera clave para el éxito de los estudiantes en tramos posteriores.

La Generalitat ha aumentado los recursos destinados a la nueva red de aulas públicas y gratuitas de dos años, en la que hay matriculados 1.242 niños. Y también ha ampliado las ayudas para la matrícula en centros privados, el llamado bono infantil, cuyo presupuesto se ha elevado un 10% respecto al de 2015.

La decisión de la consejería de abrir aulas de dos años en centros públicos fue criticada por las guarderías, que argumentaban que afectaría a su negocio al restarles alumnado después de haber realizado inversiones para adaptarse a la normativa establecida por la propia Generalitat en pasadas legislaturas. En la etapa del PP, el modelo de enseñanza infantil se caracterizó por subvencionar parte de la matrícula en centros privados.

Los datos de Educación reflejan que el presupuesto para las ayudas en centros infantiles privados fue de 30 millones en el curso 2015-2016, el mismo que el del año anterior, mientras que el de este año ha crecido hasta los 33 millones de euros.

"Estas medidas contribuyen a potenciar el éxito escolar del alumnado durante la vida académica, ya que está demostrado que la escolarización del alumnado, especialmente a partir de los dos años, ayuda a mejorar el desarrollo físico, afectivo, social y moral, así como el desarrollo de las estructuras iniciales del conocimiento que permiten y facilitan las adquisiciones de aprendizajes posteriores", ha afirmado el responsable de Educación, Vicent Marzà.

Según los cálculos de la consejería, el 79% de los alumnos de las guarderías privadas recibirán una ayuda igual o superior a la del curso pasado. La Generalitat ha establecido un sistema por el cual el importe de la ayuda se determina en función de la renta familiar, hasta un máximo de 72.460 euros.

La ayuda de la consejería se concede ahora directamente a las familias, en lugar de a los centros. Ello que implica que en caso de que el niño cambie de centro, la familia seguirá recibiendo el bono infantil.

Desde el sector de las guarderías se ha apuntado que el incremento de matrícula se debe fundamentalmente a la apertura de aulas públicas para niños de dos años.Y se ha insistido en la crítica al nuevo modelo impulsado por la Generalitat, subrayando que no alcanza a los menores de dos años.

Los datos oficiales muestran, sin embargo, que en el curso 2014-2015, cuando todavía no se había abierto ninguna de estas clases, el número de matriculados en esta etapa educativa de cero a tres años era de 35.276. Ello representa un aumento en dos cursos de 4.463 niños, cuando los matriculados en las aulas públicas suman solo 1.242.

La Generalitat ha insistido en que el plan de extender la educación pública a infantil, de momento a los dos años, persigue "potenciar la igualdad de oportunidades sociales" y avanzar "en el objetivo de mejorar la conciliación de la vida familiar y laboral".